Al asesino de Dilan solo le falta culpar a Dios

ZomboMeme 16122019115133

Miente sin ningún pudor. Cambia a su acomodo las versiones sobre lo sucedido. Utiliza los medios para hacerse pasar por víctima cuando en realidad es un victimario y, con cada declaración que da, en contravía del material fílmico que obra como prueba en su contra, ofende la inteligencia de los colombianos y la memoria de Dilan a quien no tiene inconvenientes en revictimizar.

Lo cierto es que al capitán del ESMAD, Manuel Cubillos Rodríguez, lo único que le falta es culpar a Dios para auto exonerarse de lo que no fue un tiro de desgracia (accidente) sino un auténtico tiro de gracia (asesinato) dirigido hacia la humanidad de Dilan y no hacía ningún grupo de encapuchados violentos que según él ejercían un ataque violento, solo existente en su perturbada imaginación, pues ninguno de los vídeos los registra.

Para volver a refutar las mentiras de Cubillos Rodríguez con evidencias, presentamos de nuevo el registro fílmico que demuestra la falsedad de lo afirmado por el capitán. Iniciamos con nuevo y revelador video, tomado desde la parte alta de un edificio (otro ángulo) en donde se demuestra que no había ningún grupo de agresivos encapuchados a espaldas de Dilan agrediendo a los antimotines y que el ESMAD jamás intentó auxiliar al joven herido de muerte.

Video 1
Se observa: “personas que se cubren sus rostros” para evitar la acción de los gases (1), pero NO “lanzan elementos contundentes” (2). NO hay “nuevo peligro inminente” (3). El capitán, se infiere que estimulado por el “dele, a quien sea, dele, dele, dele, dele” del comandante de la Regional Movil Antidisturbios 1 y responsable del operativo del ESMAD in situ, Mayor Jhon Alexander Socha Ayala (4) toma la “decisión de disparar una munición de impacto CONTRA los agresores” (5). NO es cierto el “tratamos de acercarnos para socorrerlo, pero las personas se agrupen rápidamente impidiéndolo”(6), ni se evidencia que se “reportó a la central de radio solicitando la presencia de una ambulancia”(7). NO fue un accidente. No hay justificación válida. Hay premeditación e intención de lesionar y no de dispersar. A Dilan lo MATARON.

Video 2
Es otro ángulo. Otra toma. Se observa que casi llegando a la 4ta, sin oposición (1) sin ataques desde los costados (2), sin explosiones, a no ser que se confundan como tales el ruido de los cacerolazos (3), sin peligro inminente para los miembros del ESMAD o de los transeúntes que caminan a lado y lado (4) el capitán decide disparar contra “agresores” que no lo agreden. Dispara de frente sabiendo, como oficial experimentado, la letalidad de su disparo a tan corta distancia (5). No fue un ACCIDENTE (6). Disparó a matar no a dispersar (7). Hizo uso ilegítimo de la fuerza (8). No le importó el herido (9) ni trató de auxiliarlo (10). A Dilan lo asesinaron.

Video 3
Al grupo de Dilan le lanzan una granada de gas (1). Dilan la recoge y la lanza al carril contrario a aquel donde se movilizaba el ESMAD (2). Ello prueba que no tenía y/o existía intención en él de lesionar y/o dañar a los miembros de Escuadrón Antidisturbios (3). Su acción fue defensiva y no ofensiva (4). Inocentemente da la espalda y corre (5) para ser cobardemente asesinado a mansalva, con premeditación y alevosía.

Video 4
Hay personas que caminan por los andenes sin peligro (1). Personas en el separador se identifican como prensa (2). Es mentira que a los miembros del ESMAD les “lanzan elementos contundentes” (3). NO hay agresión y menos “incremento en la agresión” (4). NO existe un “nuevo peligro inminente” (5). El asesino de Dilan dispara de frente y a corta distancia a un joven que da la espalda y corre (6). NO es cierto el “tratamos de acercarnos para socorrerlo, pero las personas se agrupen rápidamente impidiéndolo”(7). El ESMAD asume una posición impasible y negligente frente a su víctima (8). El capitán que asesinó a Dilan miente. No hay justificación válida. Hay premeditación e intención de lesionar y no de dispersar. A Dilan lo MATARON

Video 5
Otro ángulo. Un video tomado desde la carrera cuarta muestra el momento exacto en que Dilan es impactado por la espalda luego de defensivamente devolver una cápsula de gas lacrimógeno al carril opuesto a donde marchaba el ESMAD, lo que prueba inexistencia de intencionalidad de daño hacia los policías

Video 6
La Personera Esmeralda Caro Gómez recrimina, se presupone que al agresor, por incumplir protocolos, pasar por encima de los delegados del Ministerio Público y no advertir a los manifestantes sobre la intención del ESMAD de intervenir

Video 7
Noticias Uno controvierte la primera versión del capitán Cubillos Rodríguez

Video 8
Noticias Uno demuestra que Dilan no corría agachado y que el disparo no se hizo a sus piernas

Video 9
Noticias Uno vuelve a desvirtuar la nueva versión dada por el capitán del ESMAD que le disparó a Dilan Cruz

¿De quién es la culpa si se aprueba la terrible Reforma tributaria de Duque y qué hacer?

received_493185818070891

Se aproxima, muy seguramente, la aprobación en la cámara alta de la reforma tributaria de Duque por parte de los partidos políticos a los que poco o nada les importan los intereses de los sectores populares, entiéndase, Centro Democrático, Partido Conservador, los “Cristianos”, Cambio Radical y el Partido de la U.

Las consecuencias para los más vulnerables y la clase media serán sin lugar a duda devastadores y afectarán el bolsillo de millones. No se puede sin embargo perder de vista que tales efectos indeseados son a su vez consecuencia de la adopción de malas decisiones tomadas en el pasado reciente, por esos mismos sectores de la población, a la hora de elegir.

Los ciudadanos, así como han despertado de su letargo y salen a las calles a protestar, en algún momento deberán entender que la soberanía y/o poder del que gozan (la mayoría de las veces sin percatarse de ello) no se transfiere o endosa por plata o por favores a cualquiera. Los jóvenes, primera línea de la protesta deben aprender aún más esta lección. Son sus mesas las que menos sufragios suelen registrar porque las elecciones se efectúan los domingos y en su lógica todo puede postergarse menos la rumba del sábado y el desenguayabe del día después.

La composición del Senado, donde se decide la suerte de la reforma no permite ser optimista: 19 representantes del Centro Democrático,14 del Partido Conservador, 6 “Cristianos” (para los que lo menos importante es la doctrina de Cristo y su opción por los pobres), 16 de Cambio Radical y 14 del Partido de la U, más 1 “indígena” sin sentido de identidad cultural y de clase y 1 Judas de los Decentes para una mayoría de 71 que aceitada con mermelada actúa como una efectiva aplanadora sobre el pobre pueblo.

Mientras, quienes pueden hacer oposición son solo, si acaso, 21 o 35 senadores, siempre que Cesar Gaviria no emita una señal contraria y de último momento si lo llaman y le ofrecen algo llamativo desde Palacio.

Si la reforma se aprueba, quienes se manifiestan en la calle deberán necesariamente cambiar la forma de enfrentar su lucha y sus objetivos. Deberán proponerse la revocatoria del mandato del presidente y del período de Senado y Cámara, pero como ello no es posible a la luz de la Constitución vigente, deberán plantearse la posibilidad de reasumir su poder soberano y hacer las transformaciones que sean necesarias desde una Asamblea Nacional Constituyente.