Vargas Lleras se hunde junto a Uribe y Duque

IMG_20191219_074506

A Germán Vargas Lleras al parecer no le fue suficiente con la aplastante derrota que sufrió en la pasada campaña presidencial. Diecinueve (19) meses después de su participación en primera vuelta decidió rifar el poco prestigio que le quedaba respaldando con la bancada de su partido, Cambio Radical, la reforma tributaria del presidente Duque.

En materia de asesoría política, al parecer nadie le ha indicado a Vargas, o su prepotencia no lo ha dejado escuchar, que apoyar las impopulares iniciativas del uribismo en el congreso, es un lastre bastante costoso en términos de favorabilidad entre los electores.

Su imagen desfavorable creció de un 56% en junio de 2019 al 65% en diciembre de 2019, mientras que la favorable se desplomó del 37% al 24% (13 puntos porcentuales) en el mismo periodo según medición de Datexco en el período entre el 12 y el 16 de diciembre. Ello lo ubica a solo 4 puntos de la imagen desfavorable de Uribe (69%) y a 5 del presidente Duque cuya imagen negativa es del 70% con una desaprobación del 71%.

Por su parte el congreso, del que hacen parte tanto Uribe como Vargas Lleras, tuvo una notable caída al alcanzar un 82% de desfavorabilidad frente a un pobre 13% de imagen favorable, situación muy similar a la de los partidos políticos cuya imagen desfavorable es de un 80% mientras la favorable solo llega a un limitado 14%.

Con todo lo dicho, las mayorías del congreso, integradas por el Centro Democrático, el Partido Conservador, los “cristianos”, el Partido de la U y Cambio Radical ya aprobaron en Senado en primero y segundo debate y en Cámara, en primero, la absurda reforma tributaria que beneficia a los más ricos y perjudica a las mayorías pobres. Sin duda una estupidez en grado superlativo donde ellos solo pierden popularidad pero “ganan” en otros sentidos.