Reacción a desmonte del ESMAD: Águilas verdes amenazan a FECODE y filiales

Screenshot_20191222_085916

En un comunicado de dos páginas aparentemente de autoría de las Águilas Negras, Comando Central Colombia, esta organización delictiva que ha adquirido un inusitado auge durante el actual gobierno, profirió en las últimas horas amenazas contra la dirección de FECODE y contra los directivos de sus sindicatos filiales en el país.

En lo que calificaron en su comunicado como «diciembre negro» y ufanándose de su demostrada «capacidad de aniquilamiento» la organización criminal habló de «hacer limpieza de estos falsos líderes sociales y sindicalistas», señalando a renglón seguido «… apoyamos al ESMAD, no permitiremos su desmonte un hecho sin precedentes en la historia de este país…».

ZomboMeme 22122019091133

Lo curioso de esta amenaza es que surge precisa y «coincidencialmente» en momentos cuando el presidente Iván Duque ha anunciado el fortalecimiento de este cuestionado cuerpo policial que en el pasado paro asesinó al estudiante Dilan Cruz, dejó sin poder caminar al también estudiante Duván Villegas y ocasionó pérdida de sus ojos a varios jóvenes universitarios.

En la amenaza se consigna además que «…los directivos de la criminal organización FECODE, guerrilleros, promotores y financiadores del paro 21N SERAN ELIMINADOS Y NO POR ODIO, ES POR JUSTICIA, para que los hijos de esta sociedad no sigan siendo adoctrinados, pero igual ocurrirá con los dirigentes de los sindicatos del MAGISTERIO en las regiones… e incluso los petristas serán asesinados…».

Llama la atención que la matriz de opinión sobre adoctrinamiento de los estudiantes por parte de los docentes ha sido en el pasado utilizada por el expresidente Álvaro Uribe Vélez y por varios de sus copartidarios del Centro Democrático, al punto que el máximo dirigente de este grupo político habló incluso en un trino el 20 de febrero de 2919 de «soluciones que no sean sanciones legales».

¿Se referiría el expresidente a asesinatos aplazados de los que habló el 17 de julio de 2018 ?

Ya nos habían derrotado

IMG_20191221_095628

Nos derrotaron desde antes de que nos percatáramos de nuestra derrota. Nos derrotaron desde antes de la aprobación de la reforma tributaria. Nos derrotaron desde cuando los medios, de manera casi imperceptible aconductaron y encausaron por donde quisieron el derecho a la legítima protesta.

Estábamos derrotados desde cuándo nos dijeron, al mejor estilo de la Urbanidad de Carreño, que nos era permitido y que no nos era lícito hacer. Desde que nos inculcaron que era más reprochable un grafiti, un vidrio partido o una fachada destruida, es decir, lo reparable, que una vida, una posibilidad de volver a caminar o un ojo destruidos por el ESMAD, es decir, lo irreparable.

Nos derrotaron desde que nos vendieron cosas inexistentes como la humanidad de la policía o de los miembros del ESMAD, que si no tienen reparo alguno en dudar de nuestra humanidad cuando salen dispuestos, en acatamiento de órdenes o por sádico placer, a destruirnos. Nos derrotaron desde que nos convencieron que el garrote se enfrenta con amabilidad, sonrisas y flores o que a la irracionalidad entiende de razones.

Nos empezaron a derrotar desde que nos sembraron la desesperanza y el miedo. Desde que hicieron parte de nuestro ADN el «hagan lo que hagan nada va a cambiar» o desde que nos convencieron y nos infundieron un miedo injustificado sobre la posibilidad de convocar al pueblo a decidir directamente su futuro en una Asamblea Nacional Constituyente.

Nos derrotaron desde que nos pusieron a repetir frases estériles como «resistencia» o «sin violencia». Nos derrotaron en nuestras propias cabezas y no en la calle. Nos derrotaron en nuestra incapacidad para apagarlos y no oírlos, verlos, leerlos y reproducir su mensaje domesticador. Nos derrotaron desde que estuvimos a la defensiva y no a la ofensiva. Nos domesticaron y desde entonces ya estábamos derrotados.

Celebra Roboam Duque: Mientras Colombia dormía se aprobó la ley Hood Robin

IMG_20190709_195508

En medio de la penumbra de la noche y mientras el país dormía, la Cámara de Representantes aprovechó ?(como lo haría cualquier hábil ladrón) para aprobar la nefasta Reforma Tributaria o ley ‘Hood Robin’ que descarga del pago de impuestos a la minoría más rica del país y coloca tal peso sobre la clase media y las mayorías más pobres de Colombia.

Con 91 votos a favor y 44 en contra, sobre las 4:51 de la madrugada se decidió en el debate definitivo que empezó bien avanzada la noche del jueves, el futuro de una norma que ahora pasará a sanción presidencial y agravará, a partir del primero de enero, la situación económica de los colombianos.

La nueva ley, llamada de manera jocosa «Hood Robin» porque a diferencia del arquetipo de héroe inglés medieval le quita a los pobres para favorecer a los ricos, reemplazará a la Ley 1943 de 2018, también conocida como ley de los «inocentes colombianos» por hacer sido aprobada el 28 diciembre de 2018, norma esta última
que fue declarada inexequible por la Corte Constitucional a través de la Sentencia C-514/19.

Poco le importó al gobierno de Roboam Duque, que por cuenta de su iniciativa legal, marcadamente injusta, antipopular y absurda, durante casi un mes el pueblo colombiano rechazara en las calles, la norma que sustituía la llamada ley de financiamiento, muy a pesar de
la arremetida desproporcionada y violenta de la policía de gobierno que dejó entre los jóvenes un saldo de un muerto y varios heridos, entre ellos uno que perdió la posibilidad de caminar y otros que perdieron ojos por los disparos del ESMAD.

Curiosamente la norma que fue respaldada en el congreso por los sectores «cristianos» tiene muchos elementos de similitud con pasajes bíblicos que tratan sobre malas decisiones del pueblo de Israel (1era Samuel 8:5;18) que abrieron la posibilidad de que un joven inexoerto como Roboam fuera rey, y al serlo no escuchara ni al pueblo ni al consejo de los ancianos que le solicitaban disminuir el yugo y la carga, los cuales antes aumentó desconsideadamente (1era Reyes 12 – 2da Crónicas 10)

Vargas Lleras se hunde junto a Uribe y Duque

IMG_20191219_074506

A Germán Vargas Lleras al parecer no le fue suficiente con la aplastante derrota que sufrió en la pasada campaña presidencial. Diecinueve (19) meses después de su participación en primera vuelta decidió rifar el poco prestigio que le quedaba respaldando con la bancada de su partido, Cambio Radical, la reforma tributaria del presidente Duque.

En materia de asesoría política, al parecer nadie le ha indicado a Vargas, o su prepotencia no lo ha dejado escuchar, que apoyar las impopulares iniciativas del uribismo en el congreso, es un lastre bastante costoso en términos de favorabilidad entre los electores.

Su imagen desfavorable creció de un 56% en junio de 2019 al 65% en diciembre de 2019, mientras que la favorable se desplomó del 37% al 24% (13 puntos porcentuales) en el mismo periodo según medición de Datexco en el período entre el 12 y el 16 de diciembre. Ello lo ubica a solo 4 puntos de la imagen desfavorable de Uribe (69%) y a 5 del presidente Duque cuya imagen negativa es del 70% con una desaprobación del 71%.

Por su parte el congreso, del que hacen parte tanto Uribe como Vargas Lleras, tuvo una notable caída al alcanzar un 82% de desfavorabilidad frente a un pobre 13% de imagen favorable, situación muy similar a la de los partidos políticos cuya imagen desfavorable es de un 80% mientras la favorable solo llega a un limitado 14%.

Con todo lo dicho, las mayorías del congreso, integradas por el Centro Democrático, el Partido Conservador, los «cristianos», el Partido de la U y Cambio Radical ya aprobaron en Senado en primero y segundo debate y en Cámara, en primero, la absurda reforma tributaria que beneficia a los más ricos y perjudica a las mayorías pobres. Sin duda una estupidez en grado superlativo donde ellos solo pierden popularidad pero «ganan» en otros sentidos.

En números: Este es el gobierno que respaldan mayorías en el congreso

5b0b72555935b

Con la aprobación de la reforma tributaria, el gobierno y las mayorías parlamentarias que éste estructuró en torno a su aprobación están jugando al suicidio político. Qué no escuchen ni atiendan a lo que reclama la gente en las calles es apenas normal. Siempre ha existido una brecha insalvable entre el país nacional y el país político. El segundo no gobierna ni legisla para el primero sino para sus propios y mezquinos intereses minoritarios.

Pero si no escuchan y no les importa la gente, por lo menos si deberían atender a las mediciones que hizo Datexco- Opinometro para la W con recolección de muestras entre el 12 y el 16 de Diciembre de 2019.

En tal medición queda claro que el 77% de los encuestados consideran que el país va por mal camino frente a un 17% qué opina lo contrario y con una percepción del 57% de que las cosas están empeorando. Además, los niveles de desprobación para el presidente Duque llegan al 71% teniendo este último una casi coincidente imagen desfavorable del 70%.

Paralelo a lo anterior un 80% desaprueba el manejo económico del país y en el tema específico de los impuestos la desaprobación crece hasta un 87% siendo el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, el peor calificado por la opinión pública con una nota de 2,10 del 1 al 5 a la que sólo se acerca en un gabinete igualmente rajado el Ministro de Salud y Protección Social con una nota de 2,16.

Pero si al gobierno le va como a ‘perro en misa’, la situación del congreso y de los partidos políticos es similar. El órgano legislativo tiene una imagen desfavorable del 82% frente a una pírrica favorabilidad del 13%, mientras que a los partidos políticos les va casi igual de mal pues la percepción favorable de la ciudadanía es del 14% frente a una desfavorable del 80%.

¿Creerá el gobierno y los partidos políticos que lo rodean incondicionalmente desde el congreso que respaldando medidas impopulares y regresivas que benefician a sus auspiciadores políticos descargando responsabilidades y cargas tributarias en la clase media y los sectores populares lograran remontar sus guarismos?

Duque le declaró la guerra a los jóvenes: La policía volvió a causar grave daño a estudiante

Screenshot_20191217_103200.jpg

Anoche un estudiante de décimo semestre de trabajo social de Unimonserrate e identificado como Cristian Rodolfo Rodríguez Zárate, fue herido de gravedad por un proyectil del ESMAD en uno de sus ojos. Otros cinco estudiantes, por lo menos, también fueron objeto de una criminal agresión en inmediaciones de la Universidad Nacional.

Reunirse, expresarse, movilizarse y opinar ya no son derechos fundamentales en Colombia. El presidente Iván Duque ha decidido proscribirlos de hecho y a través de su policía política ha decidido declararles la guerra a los jóvenes y declararlos objetivo militar. Su delito: no compartir su forma de gobernar.

Caminar solo en Bogotá es ahora mucho más peligroso que antes. Caminar acompañado es exponerse a que aparezca la policía a secuestrar y torturar en carros particulares o a que el ESMAD dispare a matar o a dejar ciegos a los muchachos sobre la base de una nueva figura jurídica: la presunción de culpabilidad.

El asesinato de Dilan Cruz y el posterior espaldarazo de Duque al ESMAD, elogiándolos frente a las cámaras y diciendo que se sentía orgulloso de su accionar, sumado a la impunidad con la que se ha cobijado al autor material de la muerte del joven estudiante de bachillerato y la complicidad en si silencio de Fiscalía, Procuraduría y Defensoría se han constituido en autorización para dañar jóvenes. En la dictadura policial hay licencia abierta para matar y torturar.

La policía ya no actúa dentro de una lógica disuasiva y/o persuasiva sino destructiva. Qué no haya disturbios o alteración del orden público no es garantía de que el uso excesivo de la fuerza no aparezca. Igual disparan gases o balas, detienen y hacen lo que les plazca, al margen de lo que el marco jurídico indique. Ya la policía sin pudor alguno hace «pescas milagrosas» y «falsos positivos» copiando el modus operandi de guerrilla y el ejército. Saben que internamente pueden hacer lo que quieran con la complicidad desde el silencio de la comunidad internacional de DDHH.

‘Régimen Mafioso’ aprobó en Cámara la reforma tributaria

vargas-ll-e1504221498472-580x400.jpeg

Son una verdadera vergüenza las mayorías del congreso colombiano y los partidos políticos que las integran. No en vano tienen ante la opinión pública una imagen negativa y/o percepción desfavorable del 84% y 86%, respectivamente, según YanHaas. De ellos, el pueblo colombiano no puede esperar más que auténticas puñaladas por la espalda.

La aprobación de la reforma tributaria, ahora por la Cámara de Representantes, marca la profunda desconexión entre el país político y el país nacional. La serie de impedimentos que se tramitan cada que hay una discusión de temas económicos es un indicativo de que quienes resultan electos representan más a poderosos intereses económicos que a los ciudadanos de a pie.

Aunque para intentar lavar la suciedad de las prácticas políticas en Colombia se ha acuñado la frase «la política es dinámica», lo cierto es que las volteretas y metamorfosis que se evidencian en sectores políticos como CAMBIO RADICAL y el PARTIDO DE LA U hablan más bien de la máxima degradación del ejercicio de la política. El escenario natural de la gran política en Colombia (el congreso) es  una fétida cloaca.

En Colombia, como bien lo señalaba Álvaro Gómez Hurtado, al referirse al régimen mafioso que nos gobierna, no hay partidos políticos cuya existencia se fundamente en la defensa de unas ideas de lo que debe ser la sociedad. El líder conservador en una entrevista decía:

«No hay adhesión a unas ideas, a unos programas. Ahora lo que hay es… la complicidad… se busca… es a ver a quienes hacemos cómplices para que nos ayude. Y entonces el país está gobernado por un régimen que lo que le interesan son las complicidades, entonces sobornan a los congresistas…
lo que interesa no es convencer a la gente como era lo que se hacía en tiempos de los partidos de opinión, sino contratar a la gente que es a base de complicidad…»

Solo en este contexto y en la lógica de partidos y políticos que extorsionan, para sacar ventajas en burocracia y contratos, es como puede entenderse el ‘concierto para pupitrear’ del PARTIDO DE LA U y de CAMBIO RADICAL, colectividades cuyos «líderes» e integrantes tienen precio, más no valor. Cómo las prostitutas ceden ante la mejor propuesta económica y algo muy grande debió ser ofrecido desde Palacio para hincarlos ante el gobierno.

No de otra manera se entiende que mientras en noviembre 7 de 2018 los medios dieran cuenta de que el «Partido de la U no apoyará ley de financiamiento del gobierno nacional», tras su declaración de inconstitucionalidad (Sentencia C-514/19) y la presentación de ese mismo proyecto un año después para revivirlo, esa bancada decida apoyar lo que ya antes había rechazado.

Screenshot_20191217_063929

Tampoco es ni medianamente comprensible que apenas en agosto 23 de 2019 toda la gran prensa anuncie con bombos y platillos que GERMÁN VARGAS LLERAS «tumbaría la ley de financiamiento en la Corte» y que 4 meses después ordene a su bancada votarla y aprobarla.

Screenshot_20191217_070653

Cómo si fuesen criminales de cuello blanco actúan. Esperan y propician el debilitamiento del ejecutivo para volvérsele imprescindible y hacerlo entender que deben contar con ellos para tener capacidad de maniobra. Luego a la «colaboración» solo le colocan un precio y la transacción se cierra. Da asco un congreso y partidos de esta calaña con expertos en extorsionar al poder ejecutivo para traicionar al poder constituyente y/o elector. 

Al asesino de Dilan solo le falta culpar a Dios

ZomboMeme 16122019115133

Miente sin ningún pudor. Cambia a su acomodo las versiones sobre lo sucedido. Utiliza los medios para hacerse pasar por víctima cuando en realidad es un victimario y, con cada declaración que da, en contravía del material fílmico que obra como prueba en su contra, ofende la inteligencia de los colombianos y la memoria de Dilan a quien no tiene inconvenientes en revictimizar.

Lo cierto es que al capitán del ESMAD, Manuel Cubillos Rodríguez, lo único que le falta es culpar a Dios para auto exonerarse de lo que no fue un tiro de desgracia (accidente) sino un auténtico tiro de gracia (asesinato) dirigido hacia la humanidad de Dilan y no hacía ningún grupo de encapuchados violentos que según él ejercían un ataque violento, solo existente en su perturbada imaginación, pues ninguno de los vídeos los registra.

Para volver a refutar las mentiras de Cubillos Rodríguez con evidencias, presentamos de nuevo el registro fílmico que demuestra la falsedad de lo afirmado por el capitán. Iniciamos con nuevo y revelador video, tomado desde la parte alta de un edificio (otro ángulo) en donde se demuestra que no había ningún grupo de agresivos encapuchados a espaldas de Dilan agrediendo a los antimotines y que el ESMAD jamás intentó auxiliar al joven herido de muerte.

Video 1
Se observa: «personas que se cubren sus rostros» para evitar la acción de los gases (1), pero NO «lanzan elementos contundentes» (2). NO hay «nuevo peligro inminente» (3). El capitán, se infiere que estimulado por el «dele, a quien sea, dele, dele, dele, dele» del comandante de la Regional Movil Antidisturbios 1 y responsable del operativo del ESMAD in situ, Mayor Jhon Alexander Socha Ayala (4) toma la «decisión de disparar una munición de impacto CONTRA los agresores» (5). NO es cierto el «tratamos de acercarnos para socorrerlo, pero las personas se agrupen rápidamente impidiéndolo»(6), ni se evidencia que se «reportó a la central de radio solicitando la presencia de una ambulancia»(7). NO fue un accidente. No hay justificación válida. Hay premeditación e intención de lesionar y no de dispersar. A Dilan lo MATARON.

Video 2
Es otro ángulo. Otra toma. Se observa que casi llegando a la 4ta, sin oposición (1) sin ataques desde los costados (2), sin explosiones, a no ser que se confundan como tales el ruido de los cacerolazos (3), sin peligro inminente para los miembros del ESMAD o de los transeúntes que caminan a lado y lado (4) el capitán decide disparar contra «agresores» que no lo agreden. Dispara de frente sabiendo, como oficial experimentado, la letalidad de su disparo a tan corta distancia (5). No fue un ACCIDENTE (6). Disparó a matar no a dispersar (7). Hizo uso ilegítimo de la fuerza (8). No le importó el herido (9) ni trató de auxiliarlo (10). A Dilan lo asesinaron.

Video 3
Al grupo de Dilan le lanzan una granada de gas (1). Dilan la recoge y la lanza al carril contrario a aquel donde se movilizaba el ESMAD (2). Ello prueba que no tenía y/o existía intención en él de lesionar y/o dañar a los miembros de Escuadrón Antidisturbios (3). Su acción fue defensiva y no ofensiva (4). Inocentemente da la espalda y corre (5) para ser cobardemente asesinado a mansalva, con premeditación y alevosía.

Video 4
Hay personas que caminan por los andenes sin peligro (1). Personas en el separador se identifican como prensa (2). Es mentira que a los miembros del ESMAD les «lanzan elementos contundentes» (3). NO hay agresión y menos «incremento en la agresión» (4). NO existe un «nuevo peligro inminente» (5). El asesino de Dilan dispara de frente y a corta distancia a un joven que da la espalda y corre (6). NO es cierto el «tratamos de acercarnos para socorrerlo, pero las personas se agrupen rápidamente impidiéndolo»(7). El ESMAD asume una posición impasible y negligente frente a su víctima (8). El capitán que asesinó a Dilan miente. No hay justificación válida. Hay premeditación e intención de lesionar y no de dispersar. A Dilan lo MATARON

Video 5
Otro ángulo. Un video tomado desde la carrera cuarta muestra el momento exacto en que Dilan es impactado por la espalda luego de defensivamente devolver una cápsula de gas lacrimógeno al carril opuesto a donde marchaba el ESMAD, lo que prueba inexistencia de intencionalidad de daño hacia los policías

Video 6
La Personera Esmeralda Caro Gómez recrimina, se presupone que al agresor, por incumplir protocolos, pasar por encima de los delegados del Ministerio Público y no advertir a los manifestantes sobre la intención del ESMAD de intervenir

Video 7
Noticias Uno controvierte la primera versión del capitán Cubillos Rodríguez

Video 8
Noticias Uno demuestra que Dilan no corría agachado y que el disparo no se hizo a sus piernas

Video 9
Noticias Uno vuelve a desvirtuar la nueva versión dada por el capitán del ESMAD que le disparó a Dilan Cruz

¿De quién es la culpa si se aprueba la terrible Reforma tributaria de Duque y qué hacer?

received_493185818070891

Se aproxima, muy seguramente, la aprobación en la cámara alta de la reforma tributaria de Duque por parte de los partidos políticos a los que poco o nada les importan los intereses de los sectores populares, entiéndase, Centro Democrático, Partido Conservador, los «Cristianos», Cambio Radical y el Partido de la U.

Las consecuencias para los más vulnerables y la clase media serán sin lugar a duda devastadores y afectarán el bolsillo de millones. No se puede sin embargo perder de vista que tales efectos indeseados son a su vez consecuencia de la adopción de malas decisiones tomadas en el pasado reciente, por esos mismos sectores de la población, a la hora de elegir.

Los ciudadanos, así como han despertado de su letargo y salen a las calles a protestar, en algún momento deberán entender que la soberanía y/o poder del que gozan (la mayoría de las veces sin percatarse de ello) no se transfiere o endosa por plata o por favores a cualquiera. Los jóvenes, primera línea de la protesta deben aprender aún más esta lección. Son sus mesas las que menos sufragios suelen registrar porque las elecciones se efectúan los domingos y en su lógica todo puede postergarse menos la rumba del sábado y el desenguayabe del día después.

La composición del Senado, donde se decide la suerte de la reforma no permite ser optimista: 19 representantes del Centro Democrático,14 del Partido Conservador, 6 «Cristianos» (para los que lo menos importante es la doctrina de Cristo y su opción por los pobres), 16 de Cambio Radical y 14 del Partido de la U, más 1 «indígena» sin sentido de identidad cultural y de clase y 1 Judas de los Decentes para una mayoría de 71 que aceitada con mermelada actúa como una efectiva aplanadora sobre el pobre pueblo.

Mientras, quienes pueden hacer oposición son solo, si acaso, 21 o 35 senadores, siempre que Cesar Gaviria no emita una señal contraria y de último momento si lo llaman y le ofrecen algo llamativo desde Palacio.

Si la reforma se aprueba, quienes se manifiestan en la calle deberán necesariamente cambiar la forma de enfrentar su lucha y sus objetivos. Deberán proponerse la revocatoria del mandato del presidente y del período de Senado y Cámara, pero como ello no es posible a la luz de la Constitución vigente, deberán plantearse la posibilidad de reasumir su poder soberano y hacer las transformaciones que sean necesarias desde una Asamblea Nacional Constituyente.

El paro por decreto

received_560104554547618.jpegVeintitrés (23) días de Paro, los objetivos alcanzados no han sido muchos, acaso la objeción del Artículo 44 del Presupuesto General de la Nación, los trece puntos del pliego de exigencias siguen siendo inobservados por parte de quienes detentan el poder en Colombia. 

La mesa que está en conversaciones con el presidente Iván Duque aún no ha podido ni siquiera tener un nombre, mientras que el Comité Nacional de Paro propone que sea una mesa de negociación, el Gobierno Nacional aconseja una “mesa de trabajo”, hasta el día de hoy ni se negocia ni se trabaja.

La falta de discusión, de dirección política y articulación entre los distintos sectores ha desencadenado en un paro, con excepción de Bogotá, caótico y sin horizonte claro.

Las condiciones objetivas de desocupación laboral, informalidad, aumento de los costos de vida, etc., acompañadas de las iniciativas legislativas por parte del ejecutivo, denominadas ‘el paquetazo de Duque’, son un verdadero ataque a la Colombia más pobre.

IMG_20191215_090554

Entre tales iniciativas gubernamentales se encuentran la reforma tributaria (ley de crecimiento económico) que exonera de responsabilidad tributaria a las grandes empresas en sumas que llegan a los 9 billones de pesos; la reforma laboral que pretendía contratar por horas y reducir el salario mínimo a un 75% para jóvenes menores de 25 años; el holding financiero decretado por Duque en medio del descontento (el cual se constituye en una privatización encubierta de las empresas estatales vinculadas al sector financiero)y la reforma pensional que busca convertir a Colpensiones en un fondo privado.

Todo ello, debería crear un panorama idóneo de agitación y propaganda que tenga como objetivo la unidad del movimiento obrero, campesino, estudiantil y de aquellos sectores que se verán golpeados con la aprobación de estas reformas en torno a una única plataforma de lucha.

Sin embargo en éste escenario las fuerzas vivas y activas de la clase trabajadora se quedan huérfanas en su autonomía, mientras los sindicatos de oficio y los partidos políticos representantes de ésta clase no logran comprender el papel y la responsabilidad que deben cumplir en el direccionamiento de las masas que se movilizan con entusiasmo y energía, que no obstante, ante la falta de un programa, de propaganda y educación, se van desmovilizando y perdiendo el entusiasmo y la energía, al no encontrar soluciones a sus necesidades más urgentes.

¿Cómo dominar las inmensas fuerzas desencadenadas por la movilización?

La dominación efectiva de todas las fuerzas desencadenadas dependerá de la capacidad política y educativa de los elementos mejores y más preparados de los sectores sociales que han salido a manifestar su descontento en las calles de las grandes ciudades. De darle forma y disciplina permanente a las energías desordenadas, a través de un programa construido y estructurado por ellos mismos.

received_493185818070891

Hay que alimentar la acción con procesos de discusión política, de propaganda y difusión de las reivindicaciones obreras, estudiantiles, profesorales, y de todos aquellos sectores deprimidos y marginados producto de las políticas económicas neoliberales implementadas desde comienzos de siglo.

Mientras en Bogotá, las organizaciones y personas no organizadas realizan plantones en las inmediaciones del edificio en el que se estaba discutiendo el aumento del Salario Mínimo Legal Vigente 2020, y al siguiente día expresan su rechazo en la Plaza de Bolívar a la muy segura aprobación de la Reforma Tributaria por parte del Congreso de la República, los sindicatos regionales y municipales, parecieran estar esperando que la CUT y FECODE decreten una jornada de paro de 24 o 48 horas para convocar a sus asociados que, digámoslo claro, poco sentido de la responsabilidad tienen al no ser capaces de entender y dimensionar el papel de los sindicatos en el marco de una disputa tan exigente como la actual, además de la relación con las masas.

Ello ha provocado que la clase obrera en su orfandad desconfíe del discurso sindical al no contemplarlo como emanación de las condiciones materiales por las cuales atraviesa y se desenvuelve.

¿Cómo soldar el presente con el porvenir, satisfaciendo las necesidades urgentes del presente y trabajando útilmente para crear y anticipar el porvenir?

Hay un país nuevo, potencialmente hablando, pero que aún no conoce otro mundo que el existente y le es inconcebible uno distinto, y cada vez es más notable la contradicción entre los sectores que conforman ese nuevo país y el mundo que les corresponde vivir.

En la medida que se piensa y realiza el nuevo mundo, es necesario infundir vida nueva y energía en los espacios que van surgiendo democráticamente. No obstante, la realización del nuevo mundo tardará años, ante la timidez de la nueva formación social y económica, y la resistencia a perecer perpetrada por los representantes del viejo y moribundo mundo.

Este período tendrá que ser de enérgica construcción. En miras al 2022, la lucha debe agudizarse, transitar de la confrontación espontánea a la disputa por el poder político con un programa común; he aquí la importancia de los propagandistas y agitadores que divulguen las propuestas generales de una candidatura alternativa.

Con el fortalecimiento de la democracia popular y obrera, no liberal burguesa, podremos ir tejiendo el porvenir como una idea-movimiento que vive en el presente.

La invitación es a no retroceder, a seguir resistiendo. Y, sobre todo, a darle forma orgánica al proceso de movilización y descontento actual, es decir, dándole valor histórico real a través de una prolongación en el tiempo más allá de lo que pueda alcanzarse en el presente inmediato.

¡A parar para avanzar, viva el Paro Nacional!