Solicitan al presidente suspender clases por coronavirus

IMG_20200314_155039

A través de una bien sustentada carta, radicada electrónicamente ante la presidencia de la República, el Colectivo Magisterial Acción Ética Docente, cuestionó algunas de las medidas adoptadas en el marco de la declaratoria de la emergencia sanitaria nacional, solicitó por responsabilidad suspender clases en colegios y universidades y propuso la adopción de medidas como el incremento del rango mínimo de consumo y/o mínimo vital de agua para facilitar y propiciar medidas como el lavado de manos.

Transcribimos a continuación los apartes de la carta difundida y conocida a través de redes sociales en la tarde de este sábado.

A

Doctor
IVÁN DUQUE MÁRQUEZ
Presidente
República de Colombia

Referencia: Solicitudes de integrantes del gremio docente frente al coronavirus y la suspensión de actividades escolares

Reciba Ud. de parte del COLECTIVO MAGISTERIAL ACCIÓN ÉTICA DOCENTE un respetuoso saludo.

Sea lo primero decir, que aplaudimos que el gobierno haya adoptado medidas excepcionales para la contención de la expansión del coronavirus en el país. Entre tales medidas, recordamos, se encuentra la declaratoria de emergencia sanitaria nacional y con fundamento en ella, la prohibición de eventos públicos de más de 500 personas, medida en cuyo cumplimiento las autoridades locales de salud, a partir de los 3:00 PM del jueves 12 de marzo, deben actuar para su estricto cumplimiento.

No obstante, tal medida, aunque necesaria, desde nuestro punto de vista se torna insuficiente y da para formular a Su Excelencia, como educadores y como ciudadanos, por lo menos las siguientes dos preguntas:

1. ¿Hay evidencia científica que respalde su medida y permita hacer diferenciación entre el impacto del virus, en términos de su propagación, en eventos y/o sitios públicos y/o abiertos y eventos y/o sitios cerrados, como por ejemplo los sistemas de transporte masivo o los recintos de una universidad o colegio?

2. ¿Existe soporte investigativo que permita determinar que el virus actúa selectivamente y/o se inhibe de hacerlo y/o se reducen sus posibilidades de propagación o que es menos contagioso frente a núcleos de población de 499 o menos personas?

De ser afirmativa la respuesta frente a los anteriores interrogantes, rogaríamos a Ud. hacer públicos tal tipo de evidencias que, valga decir, serían la única causal de exclusión de responsabilidad frente a un trato diferenciado en las medidas adoptadas, tratamiento diferenciado que desde una perspectiva relacional y comparativa, inherente a todo juicio de igualdad, perdería toda justificación.

Dicho lo anterior, permítanos recordarle, que estadísticamente la población mayor tiene un más alto grado de riesgo de contraer el coronavirus y de experimentar complicaciones serias en su salud. Dentro de esta población se encuentran los docentes del país, quienes a diario y en recintos cerrados están en relación directa con un número plural de potenciales portadores del virus, algunos incluso asintomáticos.

sdr

Por tal circunstancia y actuando preventiva y no reactivamente, deberían adoptarse medidas excepcionales y urgentes como la suspensión inmediata de actividades académicas presenciales en colegios y universidades tal y como por ejemplo lo propuso responsablemente el pasado 13 de marzo a través de su cuenta de twitter el señor presidente del Concejo de Bogotá, Dr. Carlos Fernando Galán, y como ya había sido propuesto también por el senador y líder de la oposición, Gustavo Petro, justo un día antes de la declaratoria de emergencia sanitaria por parte de su despacho.

Consideramos, que más allá de las diferencias políticas, el país entero espera expectante de sus gobernantes la grandeza suficiente para atender a todas las voces que desde distintas orillas proponen medidas sensatas en función de garantizar la vida de los ciudadanos, mandato constitucional prevalente al que Ud. se comprometió al juramentarse como presidente.

Créanos, a quienes a diario estamos en el espacio mismo de la escuela pública y contemplamos y sufrimos sus precariedades, que en muchas de las mismas, no existen condiciones higiénicas suficientes para, bajo condiciones excepcionales y de emergencia, persistir en mantener sus puertas abiertas al público.

Ha sido Su Señoría, quien acertadamente ha dicho que una de las medidas básicas de prevención es el lavado permanente de manos con agua y jabón, propósito este que es inalcanzable en un número bastante importante de instituciones públicas de educación, por el estado y/o inexistencia de baños; por déficit de lavamanos; por inexistencia de jabón y mucho más de antibacteriales y, peor aún, por la carencia de agua potable. Este panorama se ha vuelto crítico por los recortes presupuestales y el atraso de giros hacia las secretarías de educación y, por intermedio de estas, hacia las escuelas y colegios.

Valga además decir, que en el propósito loable de que los colombianos incrementen la frecuencia del hábito de lavarse las manos, el gobierno nacional debería además contemplar la posibilidad, de incrementar el rango mínimo de consumo y/o mínimo vital de este elemental líquido, como una medida de responsabilidad social, que favorezca a los colombianos más pobres y no se inhiban de seguir sus recomendaciones pensando en los incrementos de las tarifas y en que los pagos del servicio de acueducto, a la postre, deterioren aún más sus exiguos sueldos y sus condiciones materiales de vida.

Acertadamente en otro trino Carlos Fernando Galán señaló: “Los países que tomaron medidas drásticas cuando parecía exagerado han sido los que han logrado un mejor manejo del coronavirus, los que esperaron, han fallado. Llegó la hora de tomar medidas más contundentes. Será doloroso en el corto plazo pero mejor en el mediano y largo.”

mde

No nos asiste en la petición que le formulamos interés diferente al del bienestar de todos los colombianos. Tenga la certeza de que lo que menos deseamos es que sobre sus hombros recaigan responsabilidades por omisiones en el cumplimiento de sus deberes constitucionales de salvaguardar la vida de todos los habitantes de la nación sin hacer diferenciaciones ni distinciones de ninguna índole entre los mismos.

No queremos que nuestra petición se preste, además, y así lo advertimos desde ya, para equívocos. Que nadie piense que no queremos trabajar. Nos anima el interés superior de salvaguardar nuestra salud y vida y la de nuestros estudiantes y padres. Si el gobierno provee a los estudiantes, que no dispongan de ellas, de las herramientas tecnológicas y de conectividad requeridas y a su vez dota a cada institución de plataformas digitales como Moodle, estamos en la mejor disposición de seguir adelantando nuestros procesos de manera virtual y sin interrupciones.

Finalmente le expresamos, frente a esta emergencia global, que nuestro deseo es que la historia lo recuerde a Ud. y a los señores alcaldes y gobernadores positivamente, para que sea el veredicto de la patria entera la que los premie y no los demande por ser inferiores al compromiso que le correspondió afrontar.

Atentamente,

COLECTIVO MAGISTERIAL ACCIÓN ÉTICA DOCENTE

ALBERTO ORTIZ SALDARRIAGA

FERNANDO ORTÍZ PALLARES

ALBERTO BALLESTAS ROCHA

HENRY GÓMEZ ZÁRATE

EDUARDO LÉMUS ARIZA

EMELID MORALES VELÁSQUEZ

VICTOR SIERRA GUTIÉRREZ

ARLYS GUTIÉRREZ SOLANO

mde

Un comentario en “Solicitan al presidente suspender clases por coronavirus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s