¿Saqueos? No culpemos a los venezolanos

ZomboMeme 24032020185521

Lamentablemente las acciones sociales concretas del gobierno que brindarán confianza y tranquilidad a la población más vulnerable del país no existen o llegan tardíamente: ni garantías plenas de no despido y de no interrupción de salarios, ni orden presidencial de cesación de pagos de arriendos, servicios públicos y créditos y, mucho menos, garantía alguna de provisión de alimentos para quienes carecen de empleo formal y deben, si o si, proveerse sus alimentos en la guerra del día a día.

Entre este último grupo hay millones de colombianos pero también un grupo nada despreciable ni menos importante de venezolanos. A estos últimos ligeramente se les sindica de iniciar saqueos y, aunque sin justificar de ninguna manera el delito, hay que hacer el ejercicio de intentar entenderlos en su desespero. No están aquí porque quieran. Lo están por la crisis de su país. Una crisis que en gran parte es expresión de una conspiración internacional en la que el actual gobierno de Colombia se apuntó del lado de los intereses norteamericanos, que no son los nuestros.

El uribismo, concretamente, se colocó del lado del bloqueo, saboteo y destrucción de la economía del vecino país, con propósitos de derrocar su gobierno y, no solo eso, a través de la penetración de sus medios afines, principalmente de televisión, ayudaron a imponer entre los venezolanos la matriz mediática y/o sensación de naufragio de su país, además de promocionarles o venderles la idea que frente a su personal infierno, Colombia era una especie de destino ideal o de tierra prometida donde fluía leche y miel.

Obviamente les mintieron, con la misma habilidad con que le han mentido a los colombianos hasta llevarlos al punto de votar y elegir al menos adecuado y capacitado de los candidatos presidenciales. Colombia no es un paraíso. Es un estado fallido que no ha sido capaz durante décadas de ni siquiera solucionar a sus connacionales temas vitales como empleo formal bien remunerado, vivienda, servicios médicos de calidad, educación y cobertura universal de servicios públicos con gratuidad, como si los tienen los venezolanos en su país. Los sacaron de su tierra bajo la promesa de que no volverían a sufrir carencias de alimentos y no están dispuestos a volver a sufrir y vivir la peor de sus pesadillas. Los instrumentalizaron para infundir miedo antes de las elecciones presidenciales pero luego los echaron al olvido.

El último censo, llevado a cabo recientemente, debería haber servido para proporcionarle al gobierno información y así tomar decisiones en situaciones de crisis. Para saber quiénes son los colombianos que sobreviven en la precariedad y que si no salen a la calle no comen. Hoy esa información sería clave para atender desde el Estado a quienes de verdad lo necesitan, a los desempleados y a los habitantes de calle, por ejemplo o para, en ausencia y/o reconocimiento de los gobernantes de su falta de interés por los más pobres (solo los banqueros y empresarios parecen interesarles), lograr suplir necesidades desde la solidaridad de la gente y desde la participación de la fuerza pública en tareas de distribución de alimentos.

No obstante, salvo para el sector financiero y empresarial, no hay respuestas a tiempo de parte del gobierno. Ni siquiera hoy hay certezas, por la forma irregular y desordenado del proceso de migración, de cuántos extranjeros sobreviven al igual que los colombianos, con ingresos no superiores a 10 mil pesos diarios, con los que deben suplirse techo y comida de manera infrahumana. Fracasó el gobierno. La crisis lo desnudó en su inhumanidad e indiferencia. Los más pobres no son victimarios, son víctimas de años de corrupción que contribuyó a que se robaran todo, hasta los sueños y esperanzas de la gente. Si alguna culpa les cabe, esta se encuentra en la venta de sus conciencias y de sus votos por menos de $34 pesos diarios durante 1460 días (4 años).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s