Archivo de la etiqueta: Águilas Negras

Colombia: Estado Antisocial de Hecho

Los constituyentes de 1991; los ex magistrados de la primera Corte Constitucional (de la Honorable) que aún sobreviven y los demócratas del país deberían convocarse para defender la Constitución vigente y para hacer una denuncia ante la comunidad internacional de derechos humanos. La razón: En Colombia, bajo el gobierno de Iván Duque, la Carta Política y de derechos ha sido derogada de facto.

Seguir leyendo Colombia: Estado Antisocial de Hecho

Atentado a Carlos Rivas: ¿Quienes quieren matar a los educadores?

IMG_20200209_085557

El atentado e intento de asesinato del dirigente magisterial, Carlos Enrique Rivas Segura, es un hecho repudiable de intolerancia que debe concitar solidaridad y el más contundente y enérgico rechazo tanto de la comunidad nacional como internacional, a quienes hay que contextualizar sobre qué o quiénes se mueven detrás de las amenazas y ahora el atentado criminal contra el expresidente y hoy miembro del ejecutivo de FECODE.

En la Colombia de Duque todos los días se pasa del dicho al hecho. Desde el Centro Democrático y desde la propia persona de su máximo líder y dirigente, el hoy senador Álvaro Uribe Vélez, siempre ha existido un manifiesto odio hacia los educadores, hacia las organizaciones sindicales que los representan y hacia los dirigentes de las mismas. Desde ese sector político siempre ha habido una permanente e inocultable campaña de estigmatización y odio hacia las maestras y maestros que se remonta a su primer periodo de gobierno.

Uribe, hombre de rencores extremos, jamás ha logrado superar y perdonar la derrota al referendo constitucional de 15 puntos que recién posesionado pretendió imponer y que no alcanzó el respaldo suficiente en las urnas el 25 de octubre de 2003, entre otras razones, por la férrea oposición de los servidores públicos y de los docentes. Tampoco perdona la permanente y decidida oposición a su idea de privatización del servicio público educativo. A los maestros el expresidente los visiona con el mismo encono y rencor que a la guerrilla y no desperdicia oportunidad para mostrarlos, irresponsablemente, ante sus extremistas partidarios como caras de una misma moneda.

Desde sus dos gobiernos asumió como una cuestión personal, casi obsesiva y enfermiza, el tratar de hacer el mayor daño posible al magisterio organizado y a fe que lo hizo a través de la expedición de normas que arrancaron derechos y vulneraron intereses que los docentes habían alcanzado mediante la movilización y la lucha.

Alcanzada nuevamente la presidencia, en cabeza de Iván Duque, los ataques, la intolerancia y la intemperancia verbal han resurgido con igual o mayor fuerza a la de los grupos paramilitares que de nuevo se campean a lo largo y ancho del territorio nacional, alentados por el encubrimiento y discurso afín de quienes hoy fungen como autoridades, para sembrar terror y muerte a través del asesinato sistemático de líderes sociales. Y como en la época que va del 2002 al 2008 de nuevo los sicarios morales anteceden y alientan a los materiales.

Reacción a desmonte del ESMAD: Águilas verdes amenazan a FECODE y filiales

Screenshot_20191222_085916

En un comunicado de dos páginas aparentemente de autoría de las Águilas Negras, Comando Central Colombia, esta organización delictiva que ha adquirido un inusitado auge durante el actual gobierno, profirió en las últimas horas amenazas contra la dirección de FECODE y contra los directivos de sus sindicatos filiales en el país.

En lo que calificaron en su comunicado como “diciembre negro” y ufanándose de su demostrada “capacidad de aniquilamiento” la organización criminal habló de “hacer limpieza de estos falsos líderes sociales y sindicalistas”, señalando a renglón seguido “… apoyamos al ESMAD, no permitiremos su desmonte un hecho sin precedentes en la historia de este país…”.

ZomboMeme 22122019091133

Lo curioso de esta amenaza es que surge precisa y “coincidencialmente” en momentos cuando el presidente Iván Duque ha anunciado el fortalecimiento de este cuestionado cuerpo policial que en el pasado paro asesinó al estudiante Dilan Cruz, dejó sin poder caminar al también estudiante Duván Villegas y ocasionó pérdida de sus ojos a varios jóvenes universitarios.

En la amenaza se consigna además que “…los directivos de la criminal organización FECODE, guerrilleros, promotores y financiadores del paro 21N SERAN ELIMINADOS Y NO POR ODIO, ES POR JUSTICIA, para que los hijos de esta sociedad no sigan siendo adoctrinados, pero igual ocurrirá con los dirigentes de los sindicatos del MAGISTERIO en las regiones… e incluso los petristas serán asesinados…”.

Llama la atención que la matriz de opinión sobre adoctrinamiento de los estudiantes por parte de los docentes ha sido en el pasado utilizada por el expresidente Álvaro Uribe Vélez y por varios de sus copartidarios del Centro Democrático, al punto que el máximo dirigente de este grupo político habló incluso en un trino el 20 de febrero de 2919 de “soluciones que no sean sanciones legales”.

¿Se referiría el expresidente a asesinatos aplazados de los que habló el 17 de julio de 2018 ?

Álvaro Uribe Vélez coloca lápida sobre los maestros y los convierte en objetivo militar y político

Alvaro-Uribe-Vélez-senador-de-Centro-Democrático

Cómo si sus acciones de gobierno durante 8 años no hubiesen resultado suficientes para hacer evidente su animadversión hacia el Magisterio, el expresidente Álvaro Uribe Vélez ha vuelto a hacer notorio su ya conocido odio hacia los maestros y maestras del pais.

A raíz de la difusión pública de imágenes en la que un docente y un grupo de estudiantes del sur de Bolívar expresan su respaldo a la Justicia Especial Para la Paz (JEP), Uribe Vélez, en dos trinos y un vídeo dados a conocer a través de su cuenta de Twitter, volvió a arremeter contra los docentes del sector público acusándolos de “adoctrinar” y “abusar” de los niños.

Inicialmente el líder del Centro Democrático habló de “soluciones que no sean sanciones legales” para los maestros, lo que sembró múltiples dudas en torno a qué específicamente quiso decir. Luego y para salir al paso frente a los legítimos temores que dejó su pronunciamiento ambiguo, explicitó que para evitar lo que el denominó “adoctrinamiento” debería pensarse en que a futuro los niños y niñas reciban educación por parte de prestadores privados del servicio financiados con recursos públicos.

Palabras más, palabras menos, lo que el expresidente plantea, es un redireccionamiento de los recursos que hoy se destinan a la educación pública hacia el fortalecimiento de la educación privada en el país (privatización) lo que se materializaría (como ya se hizo con la salud) pasando de un esquema de financiación de subsidio a la oferta a uno de subsidio a la demanda.

Pero más allá de los planes de debilitamiento de la educación pública con propósitos de privatización, lo que más preocupa a los educadores, son las sindicaciónes que hace el hoy senador, pues dado el fanatismo de muchos de los seguidores de Uribe, se corre el riesgo de que los docentes terminen colocados en la mira y/o como objetivos militares de grupos armados de extrema derecha que ya han cobrado la vida de cientos de líderes sociales en el país.

Ojalá la lápida que coloca el dirigente político sobre los educadores, insinuando nexos entre estos y grupos guerrilleros no lleve a qué sus seguidores entiendan desde su extremismo que los docentes pueden entrar a ser lo que el exmandatario califica como “muertos buenos” o parte del aplazamiento del asesinato que endilgó a Juan Manuel Santos