Archivo de la etiqueta: Derechos Laborales

Salarios por horas: Colombia no es USA

En el único propósito de quitarle cargas y aumentarles utilidades y/o ganancias a los empresarios el uribismo, una vez más y como siempre lo ha hecho, ha expedido una norma laboral que perjudica sensiblemente el bolsillo de los colombianos. El perjuicio se ocasiona tanto a los más pobres como a los que lograron acceder a un título profesional. Ello se infiere de lo declarado por la en ese entonces Ministra de Trabajo, Alicia Arango,  a comienzos de marzo de este año cuando dijo: «A un ingeniero de sistemas tu no lo necesitas todo el día en tu oficina, sino dos horas».

Seguir leyendo Salarios por horas: Colombia no es USA

Uso de cadenas y látigos: ¿Para cuándo el Decreto?

Al uribismo nada lo sacia. Su voracidad y ruindad contra los derechos de los trabajadores en el país no tiene límites. Decreto tras decreto, norma tras norma, han venido desde hace 30 años arrasando uno a uno los derechos laborales en el país en función de favorecer y ayudar a enriquecer cada vez más a los empleadores, bajo la justificación y reiterada mentira de que cada medida busca atacar el desempleo y crear nuevos puestos de trabajo que en la práctica o en la realidad jamás se concretan.

Seguir leyendo Uso de cadenas y látigos: ¿Para cuándo el Decreto?

Militares: Antes que voto estas son algunas de las reformas necesarias y urgentes

IMG_20200228_062520

El uribismo, en medio de su irreversible proceso de decadencia y de las inocultables cifras de reprobación de Iván Duque, ha echado mano, desesperadamente, de una propuesta chavista: posibilitar la participación política, entiéndase voto, a los militares. En otras palabras darles un carácter deliberante.

La medida es a todas luces oportunista y busca que sea bajo la promoción del discurso sobre la existencia de un enemigo interno en los cuarteles y desde el principio de obediencia garantizar que el uribismo no muera. Sin embargo, nada se dice de las verdaderas reformas que esperan los miembros del estamento militar.

Para mencionar sólo algunas de las reformas urgentes que nunca se han implementado por parte de sectores que han sido gobierno y han tenido un congreso a favor, más no voluntad para pensar en quienes les sirven, empecemos por hablar de un sistema de salud que colapsó, que solo es medianamente bueno para algunos miembros de la oficialidad, pero bastante deficiente para suboficiales, los soldados rasos y sus núcleos familiares.

militares-copia

También salarial y prestacionalmente ocurre algo similar. Quienes más arriesgan sus vidas por los colombianos son quienes menos devengan y a quienes menos garantías y derechos se les reconocen a nivel de legislación por los honorables «padres» de la patria.

Pero la desigualdad arranca desde el mismo proceso de incorporación. Hay que democratizar el ingreso y romper toda barrera que impida la profesionalización y la promoción. Quienes deben prestar servicios a la patria deben estar exentos de cualquier tipo de pago o gastos para su ingreso tanto en las fuerzas militares como en los cuerpos policiales.

Cualquier joven, indistintamente a su estrato u origen social, que tenga vocación militar debería poder ingresar sin que ello le ocasione costo alguno. Debería igualmente posibilitarse su promoción en términos de estudios y de ascenso dentro de la fuerza, de tal manera que quién ingrese en el nivel más bajo no tenga restricciones para acceder (ascender) a los diferentes rangos de la suboficialidad y la oficialidad y para que ocurra igual a los suboficiales a quienes (como en un sistemas de castas) se les impide institucionalmente acceder al selecto y exclusivo rango de quienes dan órdenes y toman decisiones operacionales.

b201905310701079

Ojalá los militares reflexionen y no se dejen instrumentalizar como pretenden quienes solo de discurso, pero no en las acciones concretas, dicen valorar la defensa que de los intereses que de los poderosos, y no verdaderamente de la nación, hacen quienes reciben órdenes y de verdad exponen a diario sus vidas. Que la inteligencia no sucumba ante la demagogia y el oportunismo.

Madres comunitarias serán vinculadas laboralmente al servicio público en la Colombia Humana

IMG_20180515_214911

Como un compromiso de gobierno adoptó la Colombia Humana la tarea de vinculación laboral al servicio público de las madres comunitarias, en lo que caracterizó como un acto elemental de justicia hacia estás trabajadoras que cumplen un rol fundamental dentro de nuestra sociedad.

Así quedó consignado en el aparte del programa de educación de la Colombia Humana denominando Primera Infancia Feliz.

Desde este sector político se expresó que se comparte plenamente lo manifestado por la Corte Constitucional en la Sentencia C-555/94 en donde se dejó en claro que el ahorro y la economía, de suyo loables, no lo son cuando su condición de posibilidad se deduce simplemente de desconocer derechos salariales y prestacionales a los trabajadores.

Respetuosos de nuestro marco jurídico y de las decisiones de la justicia creemos que deben adoptarse decisiones desde el legislativo que estén en consonancia y hagan extensivo por derecho a la igualdad los efectos de la Sentencia T-480 de septiembre 1 de 2016, en la que la Corte Constitucional falló en favor de 106 madres comunitarias

Es injusto que el actual gobierno no se haya puesto a tono con la Sentencia referida y que haya objetado el proyecto de ley aprobado en el congreso y liderado entre otros parlamentarios por Alexander López Maya, mediante el que se pretendía solucionar esta situación de desconocimiento de derecho al empleo y a un salario digno y justo a las madres comunitarias.

Esas 59.000 o más mujeres valiosas merecen ser resarcidas en sus derechos y en su labor a través de una vinculación a término indefinido con reconocimiento de salarios justos y todas las prestaciones sociales de ley.

Hay que aplicar los principios de primacía de la realidad sobre las formalidades establecidas por los sujetos de las relaciones laborales y de situación más favorable al trabajador en caso de duda en la aplicación e interpretación de las fuentes formales de derecho como reza el artículo 53 Superior.

En este país no puede seguir disfrazándose un patrón, una relación laboral y un salario bajo las figuras de Entidades Administradoras del Servicio (EAS) y de «becas» o «bonificaciones» con los que se burla un salario justo.

La excusa para no formalizar a las madres comunitarias no puede ser de índole económico. No se justifica que se objete una vinculación laboral por costos para el gobierno que no sobrepasan un billón en un país donde la corrupción nos cuesta a los contribuyentes varios billones de pesos por año.