Archivo de la etiqueta: Educación

Bioseguridad escolar: el peligro de los protocolos inservibles y el simplismo oficial

Escrito por el educador Alberto Ortiz Saldarriaga (Twitter @OrtizSAlberto)

Ni siquiera el incremento de las cifras de contagios en los últimos días tiene el carácter persuasivo frente a quienes desde posiciones de poder inmerecido insisten, desde su irracionalidad y posiciones no fundamentadas, en presionar un retorno no seguro a las aulas por parte de los maestros y estudiantes instrumentalizando a los directivos docentes.

Seguir leyendo Bioseguridad escolar: el peligro de los protocolos inservibles y el simplismo oficial

Alternancia: cuando priman los negocios y los maestros se vuelven fichas sacrificables

Solo fichas desechables o sacrificables. Así se concibe la vida de los docentes desde el ministerio de educación, desde sus leales alfiles en las secretarías de educación y desde sectores de algunas organizaciones sindicales,  que aunque de palabras critican, de boca le hacen el juego y el favor de la legitimación al establecimiento.

Seguir leyendo Alternancia: cuando priman los negocios y los maestros se vuelven fichas sacrificables

Solicitan al presidente suspender clases por coronavirus

IMG_20200314_155039

A través de una bien sustentada carta, radicada electrónicamente ante la presidencia de la República, el Colectivo Magisterial Acción Ética Docente, cuestionó algunas de las medidas adoptadas en el marco de la declaratoria de la emergencia sanitaria nacional, solicitó por responsabilidad suspender clases en colegios y universidades y propuso la adopción de medidas como el incremento del rango mínimo de consumo y/o mínimo vital de agua para facilitar y propiciar medidas como el lavado de manos.

Transcribimos a continuación los apartes de la carta difundida y conocida a través de redes sociales en la tarde de este sábado.

A

Doctor
IVÁN DUQUE MÁRQUEZ
Presidente
República de Colombia

Referencia: Solicitudes de integrantes del gremio docente frente al coronavirus y la suspensión de actividades escolares

Reciba Ud. de parte del COLECTIVO MAGISTERIAL ACCIÓN ÉTICA DOCENTE un respetuoso saludo.

Sea lo primero decir, que aplaudimos que el gobierno haya adoptado medidas excepcionales para la contención de la expansión del coronavirus en el país. Entre tales medidas, recordamos, se encuentra la declaratoria de emergencia sanitaria nacional y con fundamento en ella, la prohibición de eventos públicos de más de 500 personas, medida en cuyo cumplimiento las autoridades locales de salud, a partir de los 3:00 PM del jueves 12 de marzo, deben actuar para su estricto cumplimiento.

No obstante, tal medida, aunque necesaria, desde nuestro punto de vista se torna insuficiente y da para formular a Su Excelencia, como educadores y como ciudadanos, por lo menos las siguientes dos preguntas:

1. ¿Hay evidencia científica que respalde su medida y permita hacer diferenciación entre el impacto del virus, en términos de su propagación, en eventos y/o sitios públicos y/o abiertos y eventos y/o sitios cerrados, como por ejemplo los sistemas de transporte masivo o los recintos de una universidad o colegio?

2. ¿Existe soporte investigativo que permita determinar que el virus actúa selectivamente y/o se inhibe de hacerlo y/o se reducen sus posibilidades de propagación o que es menos contagioso frente a núcleos de población de 499 o menos personas?

De ser afirmativa la respuesta frente a los anteriores interrogantes, rogaríamos a Ud. hacer públicos tal tipo de evidencias que, valga decir, serían la única causal de exclusión de responsabilidad frente a un trato diferenciado en las medidas adoptadas, tratamiento diferenciado que desde una perspectiva relacional y comparativa, inherente a todo juicio de igualdad, perdería toda justificación.

Dicho lo anterior, permítanos recordarle, que estadísticamente la población mayor tiene un más alto grado de riesgo de contraer el coronavirus y de experimentar complicaciones serias en su salud. Dentro de esta población se encuentran los docentes del país, quienes a diario y en recintos cerrados están en relación directa con un número plural de potenciales portadores del virus, algunos incluso asintomáticos.

sdr

Por tal circunstancia y actuando preventiva y no reactivamente, deberían adoptarse medidas excepcionales y urgentes como la suspensión inmediata de actividades académicas presenciales en colegios y universidades tal y como por ejemplo lo propuso responsablemente el pasado 13 de marzo a través de su cuenta de twitter el señor presidente del Concejo de Bogotá, Dr. Carlos Fernando Galán, y como ya había sido propuesto también por el senador y líder de la oposición, Gustavo Petro, justo un día antes de la declaratoria de emergencia sanitaria por parte de su despacho.

Consideramos, que más allá de las diferencias políticas, el país entero espera expectante de sus gobernantes la grandeza suficiente para atender a todas las voces que desde distintas orillas proponen medidas sensatas en función de garantizar la vida de los ciudadanos, mandato constitucional prevalente al que Ud. se comprometió al juramentarse como presidente.

Créanos, a quienes a diario estamos en el espacio mismo de la escuela pública y contemplamos y sufrimos sus precariedades, que en muchas de las mismas, no existen condiciones higiénicas suficientes para, bajo condiciones excepcionales y de emergencia, persistir en mantener sus puertas abiertas al público.

Ha sido Su Señoría, quien acertadamente ha dicho que una de las medidas básicas de prevención es el lavado permanente de manos con agua y jabón, propósito este que es inalcanzable en un número bastante importante de instituciones públicas de educación, por el estado y/o inexistencia de baños; por déficit de lavamanos; por inexistencia de jabón y mucho más de antibacteriales y, peor aún, por la carencia de agua potable. Este panorama se ha vuelto crítico por los recortes presupuestales y el atraso de giros hacia las secretarías de educación y, por intermedio de estas, hacia las escuelas y colegios.

Valga además decir, que en el propósito loable de que los colombianos incrementen la frecuencia del hábito de lavarse las manos, el gobierno nacional debería además contemplar la posibilidad, de incrementar el rango mínimo de consumo y/o mínimo vital de este elemental líquido, como una medida de responsabilidad social, que favorezca a los colombianos más pobres y no se inhiban de seguir sus recomendaciones pensando en los incrementos de las tarifas y en que los pagos del servicio de acueducto, a la postre, deterioren aún más sus exiguos sueldos y sus condiciones materiales de vida.

Acertadamente en otro trino Carlos Fernando Galán señaló: “Los países que tomaron medidas drásticas cuando parecía exagerado han sido los que han logrado un mejor manejo del coronavirus, los que esperaron, han fallado. Llegó la hora de tomar medidas más contundentes. Será doloroso en el corto plazo pero mejor en el mediano y largo.”

mde

No nos asiste en la petición que le formulamos interés diferente al del bienestar de todos los colombianos. Tenga la certeza de que lo que menos deseamos es que sobre sus hombros recaigan responsabilidades por omisiones en el cumplimiento de sus deberes constitucionales de salvaguardar la vida de todos los habitantes de la nación sin hacer diferenciaciones ni distinciones de ninguna índole entre los mismos.

No queremos que nuestra petición se preste, además, y así lo advertimos desde ya, para equívocos. Que nadie piense que no queremos trabajar. Nos anima el interés superior de salvaguardar nuestra salud y vida y la de nuestros estudiantes y padres. Si el gobierno provee a los estudiantes, que no dispongan de ellas, de las herramientas tecnológicas y de conectividad requeridas y a su vez dota a cada institución de plataformas digitales como Moodle, estamos en la mejor disposición de seguir adelantando nuestros procesos de manera virtual y sin interrupciones.

Finalmente le expresamos, frente a esta emergencia global, que nuestro deseo es que la historia lo recuerde a Ud. y a los señores alcaldes y gobernadores positivamente, para que sea el veredicto de la patria entera la que los premie y no los demande por ser inferiores al compromiso que le correspondió afrontar.

Atentamente,

COLECTIVO MAGISTERIAL ACCIÓN ÉTICA DOCENTE

ALBERTO ORTIZ SALDARRIAGA

FERNANDO ORTÍZ PALLARES

ALBERTO BALLESTAS ROCHA

HENRY GÓMEZ ZÁRATE

EDUARDO LÉMUS ARIZA

EMELID MORALES VELÁSQUEZ

VICTOR SIERRA GUTIÉRREZ

ARLYS GUTIÉRREZ SOLANO

mde

FECODE: La enfermiza obsesión de Uribe

FB_IMG_1582634013807

Fecode se ha convertido para Uribe en una enfermiza obsesión que le quita el sueño. Él, una persona que no tolera que nadie se oponga a sus mesiánicos designios y que mucho menos acepta ser derrotado no ha podido olvidar ni perdonar el fracaso de su referendo de octubre 25 de 2003, en el que los educadores fueron factor decisivo para evitar la implementación de medidas tales como la congelación de los salarios de funcionarios públicos.

Es de tal magnitud el problema del expresidente que su disociación psicótica da incluso para a través de un trino exteriorizar una equivocada visualización de FECODE al que concibe, sin serlo, como un monopolio al que además adjetiviza o tilda de grave, contrariando el artículo 336 de la Constitución Política. Lo anterior es un indicativo de que algo no anda bien con la salud mental de Uribe.

 

La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación FECODE, es una organización gremial de segundo grado y no un monopolio. Agrupa sindicalmente a los maestros del país que no son quienes ofertan el servicio público de educación. En Colombia es el Estado, y no exclusivamente, quién presta el servicio público de educación. También los particulares a través de instituciones que van desde el preescolar hasta la universidad ofrecen educación por lo que bajo ningún circunstancia cabe el concepto de monopolio al hablar de educación.

Monopolio si es el que siempre ha tenido en mente el expresidente con su idea de transferir del sector público al privado la responsabilidad de prestación del servicio educativo (privatización) por los temores que para sus propósitos y la minoría beneficiaria de los mismos significa la férrea oposición que se hace desde FECODE y que hasta ahora ha impedido que con la educación ocurriera lo que ya hicieron con el sector salud: pasar de un esquema de financiación de la oferta por uno de subsidio a la demanda.

 

A Uribe lo aterroriza FECODE de la misma forma como a las figuras medievales les aterrorizaba cualquiera que pudiera poner en entredicho sus doxas y sus dogmas. Frente a los “herejes” siempre el oscurantismo ha creído que la solución no es el argumento y la razón sino el exterminio físico a través de condenas a la hoguera.

Para Uribe, los docentes han sido, son y serán peligrosos. Representan a quienes en el mito platónico de la caverna, trascendieron desde la oscuridad a la luz y desde la ignorancia al conocimiento y, lejos de mezquindades y egoísmos, están siempre dispuestos a regresar para liberar a otros del mundo engañoso de las sombras y los ecos que se proyectan en el reino de las tinieblas

FB_IMG_1582644467362

¿Reptores o rectores? Las inconsecuentes posturas de quienes sirven más a Duque que a los intereses de la universidad pública

Prasca

El pasado 26 de octubre, es decir, apenas 15 días después de que los estudiantes universitarios decidieran emprender un paro nacional indefinido en defensa de la financiación de la educación superior, los rectores anunciaron un “acuerdo” con el gobierno.

Hasta ahí no habría nada por cuestionar a no ser por el hecho de que los rectores se aprovecharon de la protesta estudiantil para negociar y a la hora de hacerlo lo hicieron a espaldas de estudiantes y docentes universitarios en un claro acto de oportunismo y traición a quienes se atrevieron a poner en el centro de la discusión pública el tema de la financiación estatal de la educación pública superior.

Hasta por delicadeza y pudor los rectores han debido de abstenerse de esta acción desleal que desde un principio hizo evocar una especie de transacción en la que a cambio de la tan cuestionada mermelada (llamada así por el uribismo) el gobierno pretendía quitarle fuerza a la protesta estudiantil y granjearse el apoyo y la solidaridad incondicional de quienes con el pactaron coptándolos.

Luego de esa movida estratégica de un gobierno que hasta la fecha se niega a recibir y atender a los estudiantes, era solo cuestión de tiempo para visibilizar otros efectos del mal llamado pacto.

Poco a poco, varios rectores han venido pagando favores al gobierno y dejándose instrumentalizar de una manera vergonzosa, haciendo uso de su poder real y mediático para tratar de dividir al movimiento estudiantil con base en amenazas de cancelación del semestre académico, como si lo que estuviese en juego no fuese algo de una mayor importancia estratégica.

Ejerciendo presión soterrada y enmascarados en una supuesta preocupación por lo académico, rectores como Dolly Montoya (Universidad Nacional) y Carlos Prasca (Uniatlántico) han pretendido quebrantar y/o socavar la autonomía estudiantil a través de procesos de consulta que buscan el levantamiento del paro y dividir al movimiento estudiantil en una arbitraria injerencia en las decisiones del estamento discente y docente.

Todo puede esperarse. Incluso que se adulteren los resultados de consultas virtuales en las que nadie garantiza que a nivel informatico no se manipulen los datos. Funcionarios de esta índole, habiendo tomado partido del lado de la contraparte a los estudiantes no pueden pretender que se les reconozca como garantes de este tipo de procesos. No se puede aspirar a ser juez y parte al mismo tiempo.

De Prasca, el rector de Cambio Radical que puso la Universidad al servicio de intereses politiqueros nada extraña. Haciendo y pagando favores propios de la politiquería, y no por méritos intelectuales y académicos, accedió a la dirección de la universidad y sabe Dios que estará esperando ahora en contraprestación burocrática al favor o mandado que le hace de manera casi servil al presidente Duque.

Incluso no debe ni siquiera extrañarnos, dado su talante godo y reaccionario, que en cualquier momento opte por autorizar la intervención de la fuerza pública al interior del alma mater sin importarle en lo más mínimo la vida e integridad física de sus estudiantes.

Es bueno que la comunidad universitaria, más allá del ropaje populista con el que se disfrazan, identifique a estos oportunistas y traidores que en lugar de ser llamados rectores deberían ser llamados reptores por su enorme capacidad de reptar ante las migajas que se les arroja desde el poder central. No nos cabe la más mínima duda: Judas han existido en todos los tiempos.

En el Día del Maestro Colombia Humana envia mensaje

IMG-20180514-WA0017

Desde la Colombia Humana queremos felicitar a los educadores en su día y reiterarles nuestro compromiso indeclinable a dignificarlos y mejorar sus condiciones de trabajo y de vida.

Reconocemos en nuestros maestros y maestras a los verdaderos artífices de las transformaciones que requieren la sociedad y el país para dejar atrás el odio, las guerras y la muerte y tomar el rumbo definitivo hacia el inicio y consolidación de una era de paz cimentada sobre la justicia social

Por ello, de cara al magisterio y con el magisterio acompañándonos, nos comprometemos entre otros muchos, en tres puntos claves:

FINANCIACIÓN DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Tenemos claro, que uno de los problemas fundamentales de la educación es su financiación. Desde la expedición por los gobiernos de ANDRÉS PASTRANA ARANGO y ÁLVARO URIBE VELEZ de los actos legislativos 01/01 y 03/07, respectivamente, se le sustrajeron importantísimos recursos a a la educación en favor, primero, del sector financiero y, después, de la guerra.

Adquirimos el compromiso y empeñamos nuestra palabra en revertir esa nefasta reforma constitucional y a volver a la fórmula de la Constitución de 1991, lo que devolvería a la educación los billones de pesos necesarios para que esta funcione, sin traumatismos y como debe funcionar en un verdadero Estado Social de Derecho.

IMG-20180514-WA0010

ESTATUTO ÚNICO DOCENTE

Al derogar la reforma constitucional efectuada a los artículos 356 y 357 Superiores, que sirven de sustento normativo de la Ley 715 de 2001 y por ende del Decreto 1278 de 2002, avanzaremos por fin hacia la construcción de un estatuto docente único que no fomente la disparidad de tratamientos y que garantice la dignificación y un auténtico trabajo decente a nuestros profesionales de la educación, sin diferenciaciones groseras.

ACUERDOS CON LOS MAESTROS Y MAESTRAS

En la Colombia Humana no haremos trizas los acuerdos que los educadores y educadoras han alcanzado a través de sus justas luchas y reivindicaciones, orientadas por la organización sindical. Antes honraremos la palabra empeñada entendiéndola como compromisos de estado y avanzaremos hacia procesos tan necesarios como el de la nivelación y el salario profesional que se inició con el gobierno de Ernesto Samper pero que luego se truncó con los gobiernos que lo sucedieron (Pastrana, Uribe y Santos).

Con los maestros y maestras construiremos, usando como instrumentos el respeto, el diálogo y la construcción de consensos para la definición de temas relevantes como la construcción de un modelo pedagógico que se implemente en una infraestructura escolar digna y adecuada que garanticen calidad y cobertura para la inclusión de los miles de niños y niñas al margen hoy de nuestro sistema educativo

Trabajaremos incansablemente para que ser docente valga la pena y vuelva a ser reconocido social y estatalmente como la máxima distinción dentro de una sociedad del conocimiento.

Garantizar financiación de la educación, cumplir acuerdos y un estatuto único docente propone Colombia Humana

IMG-20180509-WA0003Con motivo del paro de 48 horas que adelanta el magisterio colombiano, motivado en el incumplimiento, por parte del gobierno nacional, de los acuerdos suscritos con FECODE, en las últimas horas se conoció un pronunciamiento de la COLOMBIA HUMANA en la que asume una posición pública frente a la situación de los educadores.

En tras puntos, el sector político fija posición respecto al cumplimiento de los acuerdos, a la financiación de la educación pública y a la necesidad de un estatuto único docente, puntos en los que se compromete en los siguientes términos:

ACUERDOS CON LOS MAESTROS Y MAESTRAS

“En la Colombia Humana no haremos trizas los acuerdos que los educadores y educadoras han alcanzado a través de sus justas luchas, orientadas por la organización sindical. Antes honraremos la palabra empeñada entendiéndola como compromisos de estado.

Avanzaremos, usando como instrumentos el diálogo y la construcción de consensos para la definición de los temas relevantes que giran en torno al enfoque y construcción de un modelo pedagógico para la inclusión y la construcción de una era de paz, en el que es presupuesto indispensable fortalecer el proceso de dignificación de la profesión docente desde lo salarial y prestacional, haciendo que ser docente valga la pena y vuelva a ser reconocido social y estatalmente como la máxima distinción dentro de una sociedad del conocimiento’.

FINANCIACIÓN DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA

“Tenemos claro, que uno de los problemas fundamentales de la educación es su financiación. Desde la expedición por los gobiernos de ANDRÉS PASTRANA ARANGO y ÁLVARO URIBE VELEZ de los actos legislativos 01/01 y 03/07, respectivamente, se le sustrajeron importantísimos recursos a a la educación en favor, primero, del sector financiero y, después, de la guerra.

La Colombia Humana propone y se compromete ante los maestros, estudiantes y comunidad educativa a revertir esa nefasta reforma constitucional y a volver a la fórmula de la Constitución de 1991, lo que devolvería a la educación los billones de pesos necesarios para que esta funcione como debe funcionar en un verdadero Estado Social de Derecho.

Al derogar la reforma constitucional, como sustento normativo de la Ley 715 de 2001 y por ende del Decreto 1278 de 2002, avanzaremos por fin hacia la construcción de un único estatuto docente que no fomente la disparidad de tratamientos y que garantice la dignificación y un auténtico trabajo decente a nuestros profesionales de la educación.

La Colombia Humana reconoce que solo las sociedades que han priorizado la formación integral de sus ciudadanos han logrado construir condiciones duraderas de desarrollo humano, de dignidad y de paz.”