Archivo de la etiqueta: elecciones presidenciales

Arrancó la “estabilización” con 300 paras pasándole cuentas a Bojayá

masacre-bojaya-kRZD--620x349@abc.jpg

Cómo si lo vivido en mayo de 2002 cuando más de un centenar de sus habitantes murió refugiada en una iglesia tras la explosión de un cilindro bomba arrojado por las FARC, Bojayá (Chocó) ha vuelto a ser noticia, esta vez por la incursión al mediodía del 31 de diciembre de 300 paramilitares, sin que se perciba un accionar preventivo y no reactivo de las fuerzas militares.

Bien podría afirmarse que era previsible lo ocurrido bajo un gobierno en que los grupos paramilitares se han reactivado y se dan el lujo de movilizar grandes cantidades de efectivos sin que la fuerza pública, convenientemente y como en el pasado tenebroso de Colombia, se percate de su presencia. Del accionar del nuevo comandante del ejército, General, Enrique ‘Mago’ Zapateiro, habían dudas que han empezado a ser despejadas: Ya, los paras y no el ausente ejército comenzaron a “estabilizar las regiones de Colombia” a punta de terror y prometiendo plomo.

En este escenario, la escogencia de Bojayá no es gratuita. Es simbólica y aleccionadora. A sus habitantes se les cobra el SI al plebiscito por la Paz del 2 de octubre de 2016 donde de 2074 votantes un 95,8% (1987) se expresaron afirmativamente en las urnas y solo un 4,2% (87 personas) lo hicieron siguiendo los dictámenes y deseos del uribismo.

Pero no sólo eso. Están pasándole factura a sus habitantes por los resultados de las presidenciales en donde Petro se impuso en primera vuelta sobre Duque por 847 votos (50%) contra 242 (14,28%) y casi triplicó su votación para derrotarlo en segunda vuelta por 1494 votos (72,20%) contra 532 (25,71%).

Los datos de la incursión paramilitar atribuida a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia AGC, dan cuenta de que arrancó por la zona de Pogue (Atrato medio) donde en sus dos mesas Petro arrasó con Duque en primera y segunda vuelta presidencial sacándole una ventaja bastante considerable y vergonzosa: 140 votos contra 1 en primera vuelta y 194 votos contra 0 en segunda vuelta.

Si algo ocurre en Bojayá la única responsabilidad recaerá sobre el gobierno y su ejército. Desde los documentos Santa Fe I y II (elaborados por la CIA como manual de actuación para América Latina y trabajado como doctrina de seguridad en la Escuela de las Américas) se conoce que el paramilitarismo es una forma paralela de actuación estatal que considera ‘enemigo interno’ a cualquier persona que se aparte de lo que quiere el establecimiento y/o ‘piense diferente’ y que para minimizar las consecuencias por condenas por violación de derechos humanos el Estado recurre a personal ajeno a la institucionalidad para hacerle el trabajo sucio.

Las elecciones arrancaron bajo indicios de fraude en el Atlántico

IMG-20180527-WA0024

Sin condiciones para el ejercicio ciudadano y partidista de poder ejercer control sobre el proceso electoral y sobre los escrutinios, se declararon desde anoche las miembros de la campaña PETRO Presidente en el Atlántico, quienes insistieron en denunciar el proceder anómalo de funcionarios de la Registraduría en el Departamento.

“Borraron de las bases de datos los nombres de los testigos electorales que con suficiente tiempo se habían acreditado y, con base en ello, entregaron un número insignificante de credenciales, lo que no puede interpretarse más que como una manera de torpedear la transparencia del proceso electoral y un intento por ocultar quién sabe qué”, sostuvo uno de los líderes.

Para los denunciantes,
queda en evidencia que lo reiteradamente denunciado desde la campaña en la última semana, al advertir sobre un fraude en curso, “no era un rumor como pretendió mostrarse y desestimarse desde la Registraduría, desde algunos partidos políticos y desde el propio ejecutivo”.

Los afectados además sostuvieron: “No hay garantías para el desarrollo del proceso y ni la Procuraduría, ni la Fiscalía se pronuncian. Antes por el contrario, desde la propia presidencia se cohonesta y se avalan las cosas extrañas que suceden al interior del ente electoral, lo que da a entender que no hay imparcialidad y que es desde el propio gobierno desde donde se orquesta lo que está ocurriendo”.

En la denuncia que hacen los miembros de la Colombia Humana se afirna que “frente a lo que está sucediendo no queda opción diferente a presentar las denuncias ante instancias y organismos internacionales y ante la prensa internacional, toda vez que ni veedores de la comunidad internacional fueron invitados, en número suficiente, a presenciar y seguir el proceso electoral. “En el país no hay ante quien denunciar y si se denunciar nadie hace nada” puntualizaron.

Las personas afectadas también señalaron, que “lo lamentable de todo esto, es que Colombia queda ante la comunidad internacional como un estado fallido y coptado por la corrupción, en el que no hay condiciones para el ejercicio de la política y donde el derecho a ser elegido se circunscribe solo a los mismos de siempre, sin ningún tipo de posibilidad de alternatividad en el ejercicio del gobierno y del poder”.

IMG-20180527-WA0015.jpg

Finalmente uno de los miembros de la campaña que solicitó reserva de su nombre por razones de seguridad aseveró: “Aquí no se eliminó en verdad la exclusión que significaba el bipartidismo. Aquí lo que se hizo fue segmentar y generar un mayor número de divisores del poder para dar la apariencia de un pluralismo que solo le garantiza condiciones para participar a los mismos de siempre”.

Ahí viene J.J. Rendón

IMG-20180429-WA0015

No sé quién será Mauricio Vargas, solo se que escribe en EL TIEMPO y que es marcadamente irresponsable. Lo demuestra con su columna “Ahí viene Petro”, en donde luego de ponderar las bondades del candidato de la Colombia Humana, nos muestra que detrás de Vargas “viene J.J. Rendón”, con su reputación espúrea haciendo lo que mejor sabe hacer el venezolano: calumniar, injuriar, destruir.

IMG_20180429_140011.png

Los que han estado cerca de la campaña de la Colombia Humana, saben que PETRO es un auténtico fenómeno de masas. No contrata buses, no regala camisetas, ni gorras, ni ron, ni mercados y mucho menos billetes. Convoca con lo que Vargas mismo señala, con un discurso fresco, anticorrupción y renovador, como en su momento lo hicieron Gaitán, Rojas Pinilla y Galán, sin que existiera (para buscar responsables) el Chavismo.

Sabiamente en las abuelas y en la sabiduría popular encontramos la frase “quién las hace se las imagina” y es quizás, aunque no me atrevo a aseverarlo, lo que le ocurre al columnista Mauricio.
Cree que todo el mundo recibe dineros de venezolanos para ser y actuar.

Sería pertinente que el señor Vargas más allá del “dicen”, que suena marcadamente a chisme de plazas de mercado y de corrillos, demostrándonos su valor civil nos ilustrara sobre quienes son esos empresarios de la costa, con nombres y apellidos, “que se enriquecieron haciendo negocios multimillonarios con la Venezuela de Chávez y Maduro”. ¿Serán los de Fedegan? ¿Estarán apoyando a Petro y por eso el lleno en Montería?

Se requiere ser marcadamente malintencionado, bien incentivado o estúpido para insistir en “que el modelo de sociedad que Petro ofrece es el socialismo del siglo XXI, que tan estruendosamente fracasó en Venezuela”.

Lo que el candidato progresista ha remarcado en cada plaza pública a la que asiste, es sus diferencias sustanciales con el modelo extractivista y dependiente del Petróleo que se aplica en Venezuela, reiterando que su propuesta apunta a no depender de rentas con las que se destruye el medio ambiente y que se la juega por el fortalecimiento del sector agropecuario como requisito para desarrollar la industria y garantizar la soberanía alimentaria que hoy Venezuela por su modelo no ofrece.

Si Bateman, Pizarro y el M-19 del que proviene Petro, jamás se reivindicaron como marxistas, socialistas o comunistas, sino como nacionalistas y luchadores por la concreción de una auténtica democracia en el país, mal puede cualquier aparecido pretender engañar a incautos con el coco de Venezuela.

Se siente cada vez con más fuerza: Detrás de muchos columnistas que actúan como aúlicos viene J.J. Rendón