Archivo de la etiqueta: Farc

Lo de Bermeo: El nuevo capítulo de la venganza implacable del Fiscal contra “Santrich”

IMG_20190304_175502.png

Sus más radicales opositores y críticos no dudan en calificar al Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, como un hombre sin escrúpulos para el que el fin justifica en todos los casos el empleo de cualquier medio a su alcance.

Los cuestionamientos al Fiscal General de la Nación van desde su habilidad para intrigar, hasta su “capacidad” camaleónica para estar bien al mismo tiempo con Dios y con el diablo.

IMG_20190304_082852

No de otra manera se entiende que a pesar de su proximidad y admiración hacia Uribe Vélez, Germán Vargas Lleras, desde Cambio Radical, lo hubiese apadrinado y avalado ante el alto gobierno para ser Fiscal y que Juan Manuel Santos se hubiese decidido por él a sabiendas que representaba la peor de las opciones posibles frente a la implementación de los Acuerdos de Paz.

El poder real de Martínez Neira, sin embargo, no se halla en el ámbito de lo político sino en el poder económico que mueve tras bambalinas los hilos de políticos aparentemente opuestos pero con poderosos financiadores en común: Luis Carlos Sarmiento Angulo y Odebrecht.

Mucho antes de que el país al unísono solicitara por decoro la renuncia de un fiscal que está impedido para actuar como investigador e investigado, Jesús Santrich, exguerrillero de las FARC, tuvo el arrojo de cuestionar, en tres duros y directos tuits, al Fiscal por encubrimiento de empresas que financiaron el paramilitarismo.

https://twitter.com/JSantrich_FARC/status/781057248856576000?s=19

https://twitter.com/JSantrich_FARC/status/781058250460524548?s=19

https://twitter.com/JSantrich_FARC/status/781059234335232000?s=19

A partir de allí la respuesta de quién usa su cargo para amenazar y golpear a quienes cometan la osadía de ponerlo en entredicho no se hizo esperar. Tiempo después, sobrevino la acusación de que Santrich era narcotraficante, la privación de su libertad con complicidad de los grandes medios afines al mismo poder económico y politico corruptos con los que se impedía que el exguerrillero accediera a sus curul en el congreso y, además, se pretendía aniquilarlo políticamente y destruir los Acuerdos de Paz.

Después de eso, sin pudor, se produjo el reconocimiento de que no existían las pruebas que el Fiscal había cacareado a los cuatro vientos y ahora, que se avisoraba una probable liberación, desde la Fiscalía se ha recurrido a un nuevo escándalo distractor que tiene todas las connotaciones de otro falso positivo.

IMG_20190305_182553.png

Y es que a nadie le cabe en la cabeza, que un Fiscal de la JEP como Carlos Bermeo, con vínculos y fotos con el presidente Duque y que un ex parlamentario condenado por parapolítica y muy cercano al expresdente Uribe, como Luis Alberto Gil, puedan concertarse para supuestamente conspirar contra la extradición de Seuxis Hernández, quién al interior de las FARC fue conocido bajo el seudónimo de Jesús Santrich, nombre con el que el guerrillero quiso rendir homenaje a su amigo, un pintor y estudiante de la Universidad del Atlántico, asesinado por agentes del desaparecido DAS.

¿Petro, eres tú? Si los uribistas leyeran más y satanizaran menos

IMG_20180512_095657Cuando lo dice Petro o cualesquiera de quienes no comparten el dogma uribista es un crimen imperdonable. Cuando lo expresa uno de los miembros ilustres del Centro Democrático y con mayor razón su líder, venerado e inmaculado, es una brillantísima idea. Ha sucedido innumerables veces y demuestra solo una cosa: falta de coherencia.

Ocurrió con el proceso de paz con las FARC. Cuando Uribe propuso remover obstáculos e incluso una reforma constitucional y curules en el congreso para las FARC no hubo objeciones ni reparos. Bastó que Santos propusiera lo mismo para que fuera inmediatamente satanizado por una secta a la que lo único que le falta es prender hogueras para quemar herejes que, en otros momentos, han dicho exactamente lo mismo que su “mesías” y “redentor”.

Las hordas fanatizadas e inoculadas de odio no se percatan, porque no tienen como uno de sus hábitos la lectura y menos el análisis, que muchas de las cosas que vehementemente critican ya las ha dicho antes su jefe. Escupen para arriba y la saliva le cae en sus propios rostros.

Qué Petro hubiese propuesto gravar tierras improductivas o comprarlas fue catalogado de “expropiación” sin serlo. Qué el exvicepresidente Francisco Santos y el exministro de agricultura Andrés Felipe Arias (condenado y prófugo de la justicia), hubiesen hablado de “tierras ociosas” y “expropiación”, como lo registra la Revista SEMANA, es normal.

IMG_20180512_095608Qué Petro se haya ideado los CAMAD como una estrategia de abordaje e intento de solución al problema de salud pública que representa la extensión del consumo de drogas en el país, lo hace para los uribistas promotor de la droga y una especie de “demonio” que “persigue la perdición de la juventud”.

Por el contrario, qué desde 2016 la bancada uribista (con el aval de Uribe y no a “sus espaldas”) hubiese propuesto y presentado ante el congreso un proyecto de ley que copia lo de Petro y establecía “Salas de Consumo Controlado” y la despenalización del consumo mínimo y de aprovisionamiento, si es una plausible gestión parlamentaria en defensa de nuestra juventud, de la integridad de la familia y de la sociedad.

IMG_20180512_150648Hay alarmas e histeria en los medios y la sociedad si Petro plantea la posibilidad de convocar una asamblea nacional constituyente para temas específicos, pero regocijo y júbilo inmortal si tal propuesta la lanza Uribe. Ahí sí, no hay riesgos ni peligros de volvernos otra Venezuela, aunque el ex quiera concentrar en sí los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

IMG_20180512_150725Doble moral y hasta mucho de narcisismo hay en el partido de Uribe. Si algo dice cualquiera de los miembros del centro democrático se exalta sin el beneficio de la duda y se asume como verdad revelada e inmutable, hasta que alguien por fuera del uribismo lo dice y ahí sufre una transmutación pasando de ser una propuesta bendita a una maldita en un abrir y cerrar de ojos.

¡Si los uribistas leyeran tan solo un poquito! Por eso se hace tan necesaria la posibilidad de que todos puedan acceder al estudio y a la universidad para acabar con los fanatismos.

Aunque sinceramente me queda a veces la duda de que el estudio pueda por si solo hacer, frente a quienes se cierran a toda argumentación, superar el estado de disociación psicótica del que me hablaba un amigo psiquiatra, o, en términos de otro amigo cristiano, esa suerte de “velo espiritual” que les impide ver y que solo puede rasgar el Señor.