Archivo de la etiqueta: Financiación Educación Pública

¿Reptores o rectores? Las inconsecuentes posturas de quienes sirven más a Duque que a los intereses de la universidad pública

Prasca

El pasado 26 de octubre, es decir, apenas 15 días después de que los estudiantes universitarios decidieran emprender un paro nacional indefinido en defensa de la financiación de la educación superior, los rectores anunciaron un «acuerdo» con el gobierno.

Hasta ahí no habría nada por cuestionar a no ser por el hecho de que los rectores se aprovecharon de la protesta estudiantil para negociar y a la hora de hacerlo lo hicieron a espaldas de estudiantes y docentes universitarios en un claro acto de oportunismo y traición a quienes se atrevieron a poner en el centro de la discusión pública el tema de la financiación estatal de la educación pública superior.

Hasta por delicadeza y pudor los rectores han debido de abstenerse de esta acción desleal que desde un principio hizo evocar una especie de transacción en la que a cambio de la tan cuestionada mermelada (llamada así por el uribismo) el gobierno pretendía quitarle fuerza a la protesta estudiantil y granjearse el apoyo y la solidaridad incondicional de quienes con el pactaron coptándolos.

Luego de esa movida estratégica de un gobierno que hasta la fecha se niega a recibir y atender a los estudiantes, era solo cuestión de tiempo para visibilizar otros efectos del mal llamado pacto.

Poco a poco, varios rectores han venido pagando favores al gobierno y dejándose instrumentalizar de una manera vergonzosa, haciendo uso de su poder real y mediático para tratar de dividir al movimiento estudiantil con base en amenazas de cancelación del semestre académico, como si lo que estuviese en juego no fuese algo de una mayor importancia estratégica.

Ejerciendo presión soterrada y enmascarados en una supuesta preocupación por lo académico, rectores como Dolly Montoya (Universidad Nacional) y Carlos Prasca (Uniatlántico) han pretendido quebrantar y/o socavar la autonomía estudiantil a través de procesos de consulta que buscan el levantamiento del paro y dividir al movimiento estudiantil en una arbitraria injerencia en las decisiones del estamento discente y docente.

Todo puede esperarse. Incluso que se adulteren los resultados de consultas virtuales en las que nadie garantiza que a nivel informatico no se manipulen los datos. Funcionarios de esta índole, habiendo tomado partido del lado de la contraparte a los estudiantes no pueden pretender que se les reconozca como garantes de este tipo de procesos. No se puede aspirar a ser juez y parte al mismo tiempo.

De Prasca, el rector de Cambio Radical que puso la Universidad al servicio de intereses politiqueros nada extraña. Haciendo y pagando favores propios de la politiquería, y no por méritos intelectuales y académicos, accedió a la dirección de la universidad y sabe Dios que estará esperando ahora en contraprestación burocrática al favor o mandado que le hace de manera casi servil al presidente Duque.

Incluso no debe ni siquiera extrañarnos, dado su talante godo y reaccionario, que en cualquier momento opte por autorizar la intervención de la fuerza pública al interior del alma mater sin importarle en lo más mínimo la vida e integridad física de sus estudiantes.

Es bueno que la comunidad universitaria, más allá del ropaje populista con el que se disfrazan, identifique a estos oportunistas y traidores que en lugar de ser llamados rectores deberían ser llamados reptores por su enorme capacidad de reptar ante las migajas que se les arroja desde el poder central. No nos cabe la más mínima duda: Judas han existido en todos los tiempos.

En el Día del Maestro Colombia Humana envia mensaje

IMG-20180514-WA0017

Desde la Colombia Humana queremos felicitar a los educadores en su día y reiterarles nuestro compromiso indeclinable a dignificarlos y mejorar sus condiciones de trabajo y de vida.

Reconocemos en nuestros maestros y maestras a los verdaderos artífices de las transformaciones que requieren la sociedad y el país para dejar atrás el odio, las guerras y la muerte y tomar el rumbo definitivo hacia el inicio y consolidación de una era de paz cimentada sobre la justicia social

Por ello, de cara al magisterio y con el magisterio acompañándonos, nos comprometemos entre otros muchos, en tres puntos claves:

FINANCIACIÓN DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Tenemos claro, que uno de los problemas fundamentales de la educación es su financiación. Desde la expedición por los gobiernos de ANDRÉS PASTRANA ARANGO y ÁLVARO URIBE VELEZ de los actos legislativos 01/01 y 03/07, respectivamente, se le sustrajeron importantísimos recursos a a la educación en favor, primero, del sector financiero y, después, de la guerra.

Adquirimos el compromiso y empeñamos nuestra palabra en revertir esa nefasta reforma constitucional y a volver a la fórmula de la Constitución de 1991, lo que devolvería a la educación los billones de pesos necesarios para que esta funcione, sin traumatismos y como debe funcionar en un verdadero Estado Social de Derecho.

IMG-20180514-WA0010

ESTATUTO ÚNICO DOCENTE

Al derogar la reforma constitucional efectuada a los artículos 356 y 357 Superiores, que sirven de sustento normativo de la Ley 715 de 2001 y por ende del Decreto 1278 de 2002, avanzaremos por fin hacia la construcción de un estatuto docente único que no fomente la disparidad de tratamientos y que garantice la dignificación y un auténtico trabajo decente a nuestros profesionales de la educación, sin diferenciaciones groseras.

ACUERDOS CON LOS MAESTROS Y MAESTRAS

En la Colombia Humana no haremos trizas los acuerdos que los educadores y educadoras han alcanzado a través de sus justas luchas y reivindicaciones, orientadas por la organización sindical. Antes honraremos la palabra empeñada entendiéndola como compromisos de estado y avanzaremos hacia procesos tan necesarios como el de la nivelación y el salario profesional que se inició con el gobierno de Ernesto Samper pero que luego se truncó con los gobiernos que lo sucedieron (Pastrana, Uribe y Santos).

Con los maestros y maestras construiremos, usando como instrumentos el respeto, el diálogo y la construcción de consensos para la definición de temas relevantes como la construcción de un modelo pedagógico que se implemente en una infraestructura escolar digna y adecuada que garanticen calidad y cobertura para la inclusión de los miles de niños y niñas al margen hoy de nuestro sistema educativo

Trabajaremos incansablemente para que ser docente valga la pena y vuelva a ser reconocido social y estatalmente como la máxima distinción dentro de una sociedad del conocimiento.