Archivo de la etiqueta: La Ley del Embudo

Decreto 444: ¿La nueva ley del Embudo? Duque legisla para banqueros

ZomboMeme 23032020175429

En la nomenclatura el decreto presidencial de marzo 21 que crea el Fondo de Mitigación de Emergencias  (FOME) no debió llevar el número 444 sino el 666 por lo diabólico de sus intenciones: sustraer recursos de las pensiones y no precisamente para atender necesidades del sector salud o para auxiliar a los sectores más vulnerables y afectados económicamente con la crisis del coronavirus, sino para llenar los bolsillos de los poderosísimos banqueros que financiaron la campaña del hoy presidente.

Con la norma, que también podría perfectamente llamarse la nueva ley del embudo, el gobierno demuestra que su prioridad son los poderosos y su economía y no la salud y la vida en condiciones de dignidad de millones de colombianos pobres, sin empleo formal, sin un salario fijo, sin ahorros, sin vivienda y que no pueden cumplir, por ejemplo, con las medidas de confinamiento obligatorio en razón a que su subsistencia depende del rebusque o día a día.

A pesar de que el pasado 15 de marzo, en una noticia que prácticamente pasó desapercibida para los colombianos, el Banco de la República a través de su gerente, Juan José Echeverría, había anunciado que el emisor pondría a disposición de las entidades financieras recursos en el orden de los 17 billones de pesos para atender situaciones de iliquidez en favor de la banca, la nueva medida presidencial vuelve a centrar su atención en auxiliar al sector cuyas utilidades en los últimos años han sido billonarias, pese a lo cual, en tiempos de crisis, no han adoptado decisiones solidarias que beneficien a sus cuentahabientes y acreedores.

Cómo se recordará, en el gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002) la banca en el país afrontó una seria crisis que llevó al gobierno a lanzarle un salvavidas e incluso a aprobar una reforma a la Constitución del 91 a través de un acto legislativo que recortó las transferencias a las entidades territoriales para educación, salud y saneamiento básico, con lo que las perdidas del sector financiero fueron socializadas y/o asumidas por todos los colombianos, sin que desde entonces el sector financiero haya tenido un acto de reciprocidad con el país.

La medida de Duque que destina varios billones al FOME, ha sido duramente cuestionada en tanto utiliza, entre otros, recursos del Fondo de Ahorro y Estabilización (FAE) y del Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (FONPET), lo que significaría que los costos derivados de atender la emergencia por la incidencia del coronavirus, se estarían financiando con recursos de los más débiles (pensionados) beneficiando a los más fuertes (banqueros) a quienes se les otorgaría un mayor flujo de recursos y de liquidez en desmedro de los entes territoriales.

Según el artículo 4 del Decreto 444 los recursos del FOME «se podrán usar para conjurar la crisis o impedir la extensión de sus efectos», entre otras formas mediante «operaciones de apoyo de liquidez transitoria al sector financiero a través de transferencia temporal de valores» (numeral 3) y para «proveer directamente financiamiento a empresas privadas, públicas o mixtas que desarrollen actividades de interés nacional» (numeral 5), aclarando en el artículo 9 que «el apoyo de liquidez… únicamente será destinado a solventar las necesidades sociales y económicas del sector empresarial»

Al corte de la medida salió en redes sociales el economista y líder progresista Gustavo Petro quién entre otras cosas señaló: ¿Por qué le preocupa al presidente la liquidez de los bancos? Porque se sigue priorizando la economía sobre la vida. La economía se paraliza y entrará en recesión en el mundo, pero hoy, eso no es lo más importante. Duque quiere financiar empresas, Estado y personas con crédito».

Pero Petro Urrego no se quedó solo en la crítica, propositívamente señaló: «¿De donde puede salir el dinero para financiar la emergencia? Por decreto de conmoción se puede poner un tributo con destinación específica al patrimonio por ejemplo (1). Se puede dejar de pagar deuda externa si se hace con otros muchos países (2). Se puede usar reservas internacionales (3)».

El excandidato presidencial y hoy senador también expresó: «El problema no es solo que se quiera usar dinero que no es de los entes territoriales sino de los pensionados para financiar la emergencia. Se quiere financiar es endeudando más a las personas, a las empresas y al Estado, y ese si es el negocio que quieren hacer los bancos. Endeudar más a la gente, a las empresas y al Estado, a través del confinamiento y el tratamiento de la pandemia solo sería envenenar más la economía. Por eso he propuesto lo contrario, congelar pago de deudas, arriendos y pago estatal de servicios públicos.»

También el senador del partido de la U, Armando Benedetti, fue fuerte y pidió incluso la nacionalización de los bancos a través de su cuenta de twitter

Un verdugo es Ministro de Hacienda y tiene más poder que el «presidente»

589566_1

En cualquier democracia medianamente seria, el mando lo ejerce el Presidente de la República. Colombia es la excepción a esta regla pues por encima de Iván Duque, quién funge desde lo formal como presidente, hay personajes con mayor poder en el país, como su mentor político, y la ficha que este último colocó dentro del gabinete, que aún cuando en organigrama aparece subordinado a la figura presidencial, tiene mayor autoridad real que el «Jefe de Estado», quién es simplemente una especie de tercero útil.

El segundo al mando, después de Álvaro Uribe Vélez, no es Iván Duque Márquez, como equivocadamente se ha pensado hasta el momento, sino el ministro de hacienda con funciones presidenciales, Alberto Carrasquilla Barrera, quién entre 2003 y 2007 ocupó este cargo, esa vez si, bajo el mando del presidente de la época y hoy presidente en la sombra y/o en cuerpo ajeno. Tan cierta es la situación que Carrasquilla sin ningún respeto y pudor se atreve a controvertir en público y en medios las opiniones de Duque sobre el futuro de las cajas de compensación, para citar un solo ejemplo.

Pero aparte de ser el cerebro del detrimento patrimonial a muchos municipios pobres a través de los tristemente célebres Bonos de Agua, Carrasquilla es el cerebro detrás de muchas de las medidas económicas favorecedoras de los intereses económicos de los poderosos y altamente lesivas para los bolsillos de las clases populares en nuestro país. Es el autor de la mal llamada Ley de Financiamiento (Ley 1943 de diciembre 28 de 2019) declarada inexequible por la Corte Constitucional a través de la Sentencia C-481 octubre 16 de 2019 y también de la Ley que la sustituyó, mal denominada de «crecimiento económico» (Ley 2010 de Diciembre 27 de 2019) que libera del pago de impuestos a los más ricos trasladando la carga a los más pobres.

Carrasquilla además y como lo haría un auténtico Ministro Ejecutor (Verdugo) durante la época de la colonia, actúa despiadadamente. No conforme con sobrecargar de impuestos a los colombianos con menor poder adquisitivo, aún se atreve a emitir declaraciones donde afirma que Colombia es un país “que tiene una estructura tributaria de un país muy pobre», como preparando desde ya el terreno para nuevas medidas impositivas cuyo propósito sea extraer hasta la última gota de sudor y sangre a quienes no le merecen la más mínima consideración: las mayorías pobres del país.

IMG_20200215_162144

El verdadero segundo al mando en el reino de perversión del uribismo da muestras además de un gran cinismo y desvergüenza pues mientras ya arranca una nueva cruzada para justificar nuevos y mayores impuestos, se ha filtrado una copia de su declaración de renta donde se evidencia que no da ejemplo y no contribuye con impuestos al erario pues paga 0 pesos por concepto de renta demostrando que en ellos si está respondida la pregunta de Darío Echandía de ¿El poder para qué?

Quienes hoy detentan el poder en Colombia si tienen claro que el poder se ejerce para enriquecerse y aplicar una ley que aunque no económica si tiene aplicación en la economía: La «ley del embudo» que le da título a el vallenato preferido del fundador del M-19, el samario Jaime Bateman Cayon, y que en uno de sus estribillos sintetiza la histórica lógica de quienes nos han gobernado: «Lo ancho pa ellos (prosperidad) lo angosto pa uno (pobreza)».

A propósito de Bateman y de lo del ministro Carrasquilla cobra relevancia histórica lo que sobre el tema dijera el llamado «flaco» Bateman en entrevista a Juan Guillermo Restrepo y que demuestra la poca o ninguna voluntad de cambio y de justicia social demostrada en más de 4 décadas de la élite exclusiva y excluyente que se tomó para si el poder en Colombia en perjuicio de las empobrecidas mayorías nacionales.